martes, 23 de octubre de 2018

DÍAS DE LLUVIA





Días teñidos de lluvia.
Eras la parte intensa del SOMOS, hoy la quimera que se desdobla al margen del TÚ y el Yo
Con la luz de la luna como único guía.
Dejando atrás las puestas de sol dejando atrás los tejados donde nos besamos.

Cae la lluvia a modo de canción
Línea directa a la soledad
Estrellas fugaces sin documentos
Grabadas a fuego vagando por el este de mi ciudad

Elijo cara. Me sale cruz.  Sigo tentando a la suerte, mala señal
Evito los suspiros que me recuerden a ti. ¡Portazo a los sueños! A vueltas con la agonía.                               
Te distancias, nos dejamos atrás.  A dos pasos de aquellas expectativas. A un mundo de nuestros labios.
Una última calada antes de marchar y  que pueda comprender algo, bajo esta intensa tormenta.

Lagrimas que derraman papeles mojados
Leyes que limitan mi normalidad que corta la alegría en dos.
Deshago el tiempo, Me estremezco.
 Observo como los puntos cardinales no encuentran su lugar en el bolsillo de la vida
La suerte está de tu lado, por decreto real. Mi corazón anestesiado navega a la deriva
Adiós a los desayunos con diamantes, a un pijama para dos y a los mensajes por whatsaap.

Se acentúa la lluvia, cesan los bailes.
Las gotas desoladas gritan tu nombre y yo empapado de superstición
Las luces de la noche dan paso al nuevo hoy
Ando por las calles de los recuerdos inmunes, repletos de grandes titulares
Incendiando las malas sombras, caldeando mi mala boca.

Confieso que dejo bastantes cosas pendientes.
Dejando todo patas arribas.
Descifrando cada uno de tus desplantes
Salpicado por lejanos destellos de felicidad.

Asfaltos mojados, Tejados vacíos, deseos gastados
Caprichos insignificantes amontonando mucho de guerra y poco de paz
Agitando el silencio, agigantando el momento.
Objetos perdidos encharcados de dolor que buscan un poco de intimidad
A ciegas, con vendas en el alma
Sin nada de destino sin un solo horizonte.

Un alma loca edición limitada a precio de saldo
EN MANOS de una marioneta rota y sin hilos.
Enredada en mi cabeza bajo el sonido de los  truenos
Sin billete ni resguardo bajo un universo de mentiras.

Ando cansado entre un delirio de paraguas abiertos
Me detengo a ver la gente que huye corriendo del tal vez al jamás
Cruzando aceras, apagando aquel sueño que prendimos de madrugada
En modo reembolso. Sobre un tejado de ajedrez .Allá donde hoy ya no encajo
Donde te comiste a mi reina.

Un bono gastado, un viaje relámpago
¡Visto y no visto! Encontramos la salida.
Pasajero de un amor pasajero, !menuda ironía!, caduco de emociones
Huellas borradas en la despensa de la ilusión
Por las calles lluviosas de Barcelona
Pensando que está Todo perdido
 Tras el discurso de nuestro último aguacero.

                          

miércoles, 10 de octubre de 2018

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS



Vivo en una espiral de locura
Abrazando la vida, Encogiendo la mitad de la voz.
Soy el todo y la nada. Revolcado en alcohol 
borracho de fe.
Veo Alicias vestidas de azul y sombrereros tercos en cada paso de `zebra` 
¿visiones? ! tan solo hay que dejase llevar! 
Persigo conejos,para nada de la suerte, que tienen el control del reloj !que alguien los pare!
antes de caer en las profundidades del País de las Maravillas. ! Sálvame Dios!
...Efectos secundarios
en cada trago que doy.

Se me aceleran las pulsaciones. Altero los latidos
¿Realidad o fantasía? Vete tú a saber.  Todo ello esparcido en mi mundo interior desordenando el corazón.
Un anhelo encendido, una forma de vida, un cometa que se escapa en el día de mí `no cumpleaños´
Una canción sin nombre, cansada de tanto sonar que se queda resoplando en el portal de tus labios, en soledad.
Tarareando estribillos regalando te quieros

 Pienso en ti, disimulo mal. Eres mi Dosis de placer. Lo sabe el Sol y lo sabe la Luna.
El cielo está huérfano de estrellas a las 10 de la mañana. A mi no me mires.
Me declaro inocente. Apuesta por ello. Pero si quieres me pongo a pintarlas.
Le robo susurros al tiempo. Antojos sinceros que avivan el infierno tras las cortinas del cielo
30 grados de ingenuidad vertidas en una copa de cristal
 Para encontrar algo de complicidad. Antes que olvides.

 Abro los cerrojos del futuro que abren puertas al destino
Busco preguntas, busco respuestas
Busco un gesto loco que me saque de aquí
De este presente. De los jodidos Judas de este planeta.
Soplo a la suerte la última bala de mi corazón  `pa´ volver a empezar
Y alejar el veneno.

4 segundos de provocación
Atados a la inexactitud
4 segundos que desnudan condenas
Segundos suficientes para hacer temblar todo el decorado que levantamos
y borrar de un plumazo la eternidad.
Lentos segundos que dan paso firme al punto final de la historia. 
Costumbres de Enero que calma los cuentos del corazón
Que clama por la libertad de los lunares de la piel.

Soy testigo de las madrugadas que abren la puerta hacía un último sueño.
de poder estar contigo, desayunando tu piel.
Es esa lágrima sincera en el punto exacto donde nos dijimos adiós
Aquel papel arrugado donde se encuentra escrito tu nombre. Deseando algo más.

Una palmada en la espalda sin cita de autor, sin rastro de Carroll.
Tan cierto como la razón luminosa que se apaga al morir las estrellas
Ese último suspiro donde el aliento regala las conexiones del tiempo
Y los temores temen perderse por la galaxia.
Esperando su momento. Mendigando un poco de luz. Esperando un beso de esos.

Tengo los sueños recubiertos de bruma
Con grandes arterías por donde pasan mi sangre.
Que andan cortadas, en obras anémicas
Llenas de heridas, plagadas de defectos
Esperando que vengas a poner un poco de orden
O tal vez un poco de ron.

Vivo pendiente de un hilo…
…Colgado en el alambre de la barra del bar
Allá donde se acomodan los sueños más despistados.
Vivo sintiendo palabras perdidas
Aquellas que justo nunca te digo.
Vivo indeciso en la frontera de las miradas
Sentado como te dije en una espiral de locura
Que salpican en los días con olor a rutina.


                            

lunes, 3 de septiembre de 2018

DÍAS



Hay días redondos y días bonitos
Hay días de agosto que se tiñen de azul al resonar los latidos inmunes de nuestra juventud.
Hay días pintados del color de diciembre, blancos y borrachos como la respuesta que nunca me das, enfriando el paso invernal de final de noviembre al caer hoja tras hoja los escritos que se leen a través de miradas.

Hay días anónimos, en los que no se espera nada, llenas de palabras vacías al resolver crucigramas. Días rotos que por fuerza nos hacen ser un poquito más imprudentes a pesar del centenar de defectos que con ello conlleva.

Hay días extraños, bien tontos, escondidos entre anuncios clasificados, revueltos, que nos hacen cambiar de opinión pasando del sí al no, del 0 al 1 y del blanco al negro en cuestión de segundos.

Páginas en blanco, malheridas, que no te mencionan. Huellas borradas por las coincidencias, amontonadas en los 12 meses del calendario, pidiendo ser rescatadas. Puertas abiertas vaciando discursos, secretos ocultos buscando salida. Convirtiéndose en un punto débil.

Siempre hay días nuevos. Serán por días. Hay días juntos, días de fútbol, días para enamorarse incluso días de vino y rosas.

Días que quedan grabados a fuego lento, guardadas en recuerdos y reveladas en fotos que valen un imperio `pa´ después recrearnos a la hora de dormir con lo que realmente importa.

Días silenciosos que no dicen nada, que se quedan muditas en el tintero, con sus causas perdidas. Sin tono ni argumentos. En el punto exacto donde convergen las frases hechas con las cicatrices sanadas por la sal del paso del tiempo.

Días de luces, bostezos y sombras en el que no suena el teléfono y no por falta de cobertura.

Días sueltos que vienen y van, escritas en versión condicional sin temor a no entender nada. Días revueltos aparcados en doble fila como las olas del mar protegiendo el hechizo de las sirenas de los caprichos arenosos en corazones intrépidos.

Hay días bien largos que se quedan a medio camino entre lágrimas desterradas, ahogadas de nada y entre gotas de anhelos que nos traen las tempestades profundas de los sentimientos. Lluvias frescas. Días con sus historias y sus anécdotas que asoman en el solsticio de los infiernos, protegidas bajo la atenta mirada del Rey Orión.

Días que suman aunque salgan las nubes, mientras el sol, paciente, se camufla arañando el destino en algún que otro motel de Ciudad de México.  Días en los que me declaro creyente de bocas, practicante de besos y rebelde de normas deseando una total libertad. 

Lunes, que fingen ser jueves, callados, en silencio, descontrolados de paz. Antojos de Marzo encendiendo los planes del fin de semana, promesas de Abril salpicando la melancolía del resto de meses. Aromas perfectos que nos desvisten de miedos y nos vierten de amor. Sabores a ron, tequila o Anís, sabores bien nuestros.

Días que aprietan al corazón, rezando a cualquier hijo de un dios menor para refrescarnos las 7 vidas que nos quedan por maullar. Días envueltos en un manto de ilusiones. Gatos callejeros, ronroneando en silencio, vagabundos de cielos esquivando las condenas declaradas en acordes,y versos para así no tener que suplicar que aquí estoy desvelado sin amor. Horizontes desamparados donde poder gritar tu nombre en el carnaval de cada beso pensado. Desojando vivencias.

Estrellas malsonantes pendientes de un hilo, estrellas fugaces a las que pides ser Superman para no tener que imaginar ¡volar por los aires!

Hay días compartidos de puestas de sol trazadas con la energía de la primavera que cambia el rumbo de las madrugadas confesando las batallas gemidas en abrazos de piel.

Días apagados que dibujan garabatos con la ancha silueta de un firme ADIÓS, al separarme de ti, derrotado y desarmado.

Hay días utópicos en los que despierto subido en la noria de tu boca, pendido en los labios como trapecista de relevos sin que se calmen los deseos.

Días alocados, días de `contigos´ llenas de vibra al cruzar la calle de la indiferencia para sanar las heridas. Son uno de esos días con un único objetivo, pintar de magia cada una de las horas que nos quedan por vivir buscando nuestro mejor momento.


                           

jueves, 9 de agosto de 2018

MI TEATRO



Enciendo las luces del pequeño teatro
Ilumino mi mundo, allá donde reciclo las mil y una dudas
Despierto en el vals del tik tak del reloj, apurando el recreo de la vieja cometa
Sin atrezo, argumentos, ni libreto a interpretar.
Me pongo a mirar la vida avanzar, apoyando las manos en el escaparte del tiempo.
Escondo la noche detrás del baúl a espaldas de venus en el reverso del viento donde se clavan los miedos.
Me hago preguntas sin ninguna respuesta –  Objetos perdidos que jamás volverán.
Escapadas furtivas en cuerpos celestes con desenlaces que acaban en el final del andén. .

Me rio de todo, y de nada a la vez.
Desordeno mis dogmas al chocar con la vida;  acaricio consejos que se desprenden del suspiro final del destello de las Perseidas 
Rompo en  pedazos el silencio, rompo las normas en dos.
Me descubro ante cada una de las  promesas que una vez  callé a gritos 
en palabras singulares para reescribir mi guión,con verbos de + con marcado sabor a sentido.
Sumo estaciones y Colecciono comedias a modo de amor, amontono cada drama en el apeadero donde se cambian las perspectivas de la eternidad.
Sigo mi gesto ,sigo el compás, sigo a mi rollo. Nada es en Vano.Nada es perfecto.
Me quemo por dentro, me enredo en `te quieros´, no soy un creyente tan solo un necio bastante mortal ,sin argumentos. 
Agito la mente de forma fortuita  cruzando horizontes por la osa mayor
  Escucho el vacío de las voces, sin contestador, de aquellos que juran ser amigos de ley.
Se trata de un gesto, se trata de eso
De hacer autocrítica cuando uno se cae.
Sin pasar por taquilla, sin entradas en venta.
Sentado sereno en mi oculto refugio compartiendo un spoiler de la temporada final.

Me alejo 
Dejo atrás las trincheras, la arena pisada, los rumbos marcados.
amarro bien fuerte las auroras vulnerables en el muelle de los amaneceres 
en una sesión sincera, acústica, con claro sabor rendición
Desenchufo el lunes del resto de la semana para poder reir +
Vivo de realidades  fingiendo ser libre, ansiando esperanza. 
desarmando mareas en los latidos del corazón. 
Respiro vida entre las rendijas de cada sueño inocente
encendiendo  las madrugadas con los faros de mis dudas.
Cumplo condena por ser una especie en extinción añadiéndole  1 día de propina
Renuncio cada equipaje llenos de baches , Colecciono locuras en días de calma 
Con mi verdad, la verdad. A oscuras, sin miedo escénico. Sin público, sin mi gente
Sanando heridas desnudando melodías.

Avivo estrellas, me paro a contarlas. Esparzo deseos en designios  fugaces.
 Enfrió el infierno con los besos robados. Sin brújula, siguiendo mi norte 
Remendando anhelos plasmados en papel celofán . Me decanto por verte una última vez
tarareando canciones que una vez nos unió
Soy parte del elenco de esta enorme hoguera que arde en el cielo sin oír el silencio.
Me divierte  jugar a ser dios vestido de Otelo, disfrazarme de Tenorio en medio del caos,
Maquillarme de todo lo que yo ya no soy en mitad de un arrepentimiento.

Dibujo las musas con el pincel del alcohol 
Con Color a champaigne y cierto sabor a añicos de ron.
 Arropo los sueños después de las 12, vertiendo la magia por almohadas nocturnas
Vigilo que no se escape ninguno  que no puedan dadme la espalda 
  pa´ que se puedan cumplir 

Oriento los focos hacía los delirios
Resucito los besos de cada función
Percibo  aplausos ya  descatalogados que hacen callar la cordura de  mi razón
Me pierdo en los líos de los excesos
Brindo por las que les gusta enredar en el vodevil  del corazón;
Las besadas y los polos opuestos
Mientras la obra va bajando el telón

Sentado en un rompecabezas esperando que llegue Noviembre 
en el  patio de las oportunidades
de este  verano ciego en cada uno de los temblores de mi loca identidad.
...mientras apago las luces De mi pequeño teatro

                          

viernes, 20 de julio de 2018

NO ME CANSO





NO ME CANSO

No me canso de decirte
Que el amor es como un juego
Que nos tiene siempre en vilo
Con sus tretas y sus trampas.
Que no te abriga cuando quieres
Si no agitas bien los dados.

El amor tiene ese encanto.
Te sacude, te golpea, te envuelve
 desde que te colocas en el punto de salida.
Se muere por acorralarte, jugar a las carambolas
Sacarte de tus casillas y romper con la baraja.
Te desvela de los sueños desencajando cada pieza de tu puzzle de cristal .
No se trata de una ciencia exacta
lo apuesta todo al negro para caer en el rojo, dejando tu destino a manos del azar
Ni siquiera es un baile
Por mucho que
 Te digan que lo único que debes hacer
Es dejarte saber llevar.

No me canso de contarte que no soy ningún Romeo 
Con manías y corbata sin pagar el alquiler.
Que tus ojos se equivocan al mirarme de reojo
Pues tal vez soy algo efímero, un retazo de tu vida en mitad de la tormenta ;
Desordenando tus deseos
Deshojando desenlaces
Alterando los recuerdos en las noches de penumbra.

No me canso de decir que te vengas a mi lado
A quedarte a contemplar mil historias e iridiscencias
Que te sientes aquí cerca, a contarle al universo
La de estrellas que sostiene en su amplio firmamento.

No me canso de viajar a la deriva de tus piernas
De sentirme forastero en el borde de la cama
De cruzar tu cabellera para llegar hasta tu puerto
Pa sacarte los prejuicios que se esconden en suspiros.

No me canso de comer las migajas
Del sendero que me llevan hacía ti.
Deambulando por tus pecas, consumando la condena
De vendar cada palabra
Con el término prohibir si se asoma el verbo  amar
En tu ombligo soleado


                   Disfruta del verano a ritmo de  ' Lo contrario de ninguno· de Despistaos

                         

sábado, 7 de julio de 2018

BUSCARTE




Déjame que busque en el abecedario de tus sueños.
Adentrarme en el sendero de las consonantes a través del atajo de tu cuerpo.
Déjame que entre a INDAGAR
En el interior de las vocales, acentuando los deseos
Tocar las manecillas de la ortografía y girarlas hacía atrás.
Déjame
Volver al instante aquel en el que se rompe la sintaxis
Comprometiendo el umbral de los preludios cuando se enciende la pasión

Déjame que busque entre los gemidos de calor
Sumergirme a los suspiros, en el borde del abismo
Amarrando las MAYÚSCULAS
Soltando lastre cada uno de los mensajes
Con agrio sabor a Minúsculas pluscuamperfectas.
Déjame que me deslice entre siluetas
Donde las letras se quiebran entre lágrimas de placer
Protegiéndonos de traumas, interrogantes y exclamaciones
Sin paraguas ni cafés

Déjame retroceder dos lunas atrás cerca de tus labios
Adonde las comillas se convierten en caricias plateadas vestidas de palabras
Sinceras, honestas, leales
Tu Déjame buscar y yo ya pondré la PIEL.


Disfruta del verano a ritmo de NEEDTOBREATHE

                          

lunes, 25 de junio de 2018

MIGAJAS DE PASIÓN




Palabras que huelen a vida,palabras que huelen a azul
palabras que cambian agosto en un abrir y cerrar de estrellas al saber de tu llegada.
Asignaturas pendientes que quedan sin dueños en mitad del verano a expensas del control de septiembre
dejando los castillos de arenas en el aire.
Desenlaces que empiezan en bocas hambrientas a la orilla del mar
anclado en el tiempo 
Sofocando la razón, remojando los motivos
al son de los latidos 
Directas a la isla de los sueños en la cumbre de los sentidos
Donde no existen ni excusas ni fronteras
Y si playas, bañadas en coral.

Auroras envueltas en mordiscos boreales
Rozando la Incandescencia que abriga la fe.
Crecidas de nostalgias cuando se funde la vela.
En busca del héroe que encienda la piel.

Silencios efímeros, gemidos gritados, tu nombre en mayúsculas 
La noche se entremezcla entre pasiones y tormentas de arenas
Veleros Sumergidos a la deriva del cuento
Al cruzar los recuerdos del verano del 86.

Un destino desenterrando, unos labios por tocar
Una carta de recuerdos, una fotografía por clickar
Una canción etérea que hace seguir el rastro de las frases finales del oleaje del mar
 Iluminan las burbujas de manera elocuente al ombligo de las tentaciones
!por todo lo alto!
cuando la complicidad se funde en una migaja de pasión.