sábado, 23 de septiembre de 2017

FUNAMBULISTA DEL ESPACIO


En mis sueños, escribo lo que siento de verdad. Me descuelgo de la vida: vuelo, navego, camino libre con fe ciega por la senda de la pasión. Soy Funambulista de quimeras y caballero del amor.  Llevo escrito en la piel la lluvia del deseo, y el destello de la libertad. Llevo tatuada la audacia de cada una de mis aventuras, un poco de Sara, una pizca de Michelle, un pellizco de Silvia y una gota de Raquel, coloreada con el calor de las estrellas fugaces que exaltan el alambre por la que atraviesan las ilusiones más desconcertantes.  
Al paso que se iluminan las estrellas… Dejo la tristeza atrás, a espaldas de la noche para no renunciar a los imposibles. Los juramentos y promesas que un día pinté de color amarillo en el área de servicio de la vieja melodía del tic tac del reloj de mis convulsas locuras y que ahora andan perdidas en el espacio. Señales que pisé hace tiempo y que el tiempo se llevó.
No hables, no grites, no toques, no rompas el hechizo, no alteres la zona de confort, apaga la luz, enciende la mente. ¿Escuchas el silencio? ¿Quién recordará este momento cuando haya pasado?
En mis Sueños fantaseo en colocar una escalera que me suba a lo más alto, más allá de las estrellas junto a la luna y mirarte a lo lejos sonreír mientras duermes. Ataviado como un astronauta intrépido en busca de todas las posibles variantes de trucos, que salen del coraje, para salvar cada una de las quimeras que se dilapidaron con el paso del tiempo y que derramé en la cama a plena luz de la noche entre las cuatro paredes de la habitación de un motel. Aturdido, sin oxígeno, sin equilibrio soy la sombra superflua del trapecista deambulando entre sueños en blanco y negro que dejó escapar una noche en plena caída de calendario entre la espuma de mar con la única ambición de rescatarlas un 14 de febrero por san Valentín. 

En mis sueños, estoy en la luna, en su punto final, en el precipicio más cobarde, asomando mis pies frente al universo, con valentía, riendo donde yo ya lloré, sin miedo a flotar a por cada ilusión y ensueño perdido en un vacío de luces y sombras. Se va acabando el aire, se va acabando el tiempo. Una sola pregunta, llegado a este punto, pasa temblorosa por mi mente: ¿Lanzarme o no lanzarme a por esos despertarse que se quedaron en sueños e ilusiones flotando en el gran cosmos de temores y silencios?

Desde la distancia, desde lo más alto y luminoso del precipicio a la vuelta del final del horizonte, allá donde conspira la luz de las estrellas con el azul celeste, el silencio de los gritos recorren las utopías más asombrosas con ansias de sentir la eternidad en un solo instante. Observo la tierra, advierto Saturno con un sabor amargo y roto. Elevo los brazos, doy un paso adelante y floto.
 Misión: recoger y devolver todos esos pensamientos positivos que a lo largo del tiempo hemos ido concibiendo a su lugar correcto, a su lugar de procedencia: A NOSOTROS. A nuestra valentía más salvaje e irracional.  ¿Quién recordará esto cuando haya pasado?
                       

sábado, 2 de septiembre de 2017

Aquellos pequeños detalles a remover antes de que llegue el fin...



Una foto en blanco y negro, un recuerdo tatuado en la sexta avenida del desván de los sentidos. El sonido acompasado y asonante de la lluvia contra el vidrio. Un soplo de aire fresco embriagador, con olor a hierba mojada que nos transporta a la húmeda libertad de la soledad. Un despacito, pero con buena letra, un crono por parar, un cromo por enganchar. Tu primer gol, tu primera birra, el destino en el punto de penalti, la primera lágrima temblando en clave voz. Ese olor a palomitas, esa sala de cine con olor a diversión, esa piedra en el zapato, ese agradable descuido guardado en la maleta. Mil caídas sin llorar, otros tantos moretones que maquillar, una conciencia sin razón, las risas entre amigos por compartir, tu eterna niñez que nunca olvidarás.
                Perdido volando en los bares, volando perdido a Barcelona. Botellas rotas en el bar del hotel, bebiendo el dulce dolor que malgastaste, apostando al rojo aquello que nunca fue. A ciegas, a escondidas, a contracorriente cruzando el bolero del miedo y el placer. El olor a café recién preparado, mientras contemplas el vehemente vaivén de los relámpagos, tras el cristal. 1 trébol con 4 hojas en la parada de la suerte, 2 versos de rosas rojas para sentir mariposas, 3 deseos tirados al aire en busca de un soñador, 7 vidas por vivir, 1 condena por cumplir, 4 canciones por bailar: Jackson, Lennon, Presley y Mercury que nos lleven al cielo - ¡AMÉN!- 1000 pelos erizados, la piel de gallina. Todo número es cero ante el infinito.

     
Un rincón en el olvido, un pedazo del cuento, la magia de Víctor Hugo, la locura de Cervantes, la tragedia de Shakespeare, un borrón y cuenta nueva, al ver las cicatrices de la vida pasar. La hermosa silueta de la luna llena, desnuda, arropando los sueños de su gente vigilada por millones de quimeras en forma de estrellas. Un lugar para valientes, una causa perdida, la ciudad dormida a nuestros pies. Aquella primera chica, aquel primer palpitar. Tú, vestido de Romeo, ese incómodo sudor, esa injusta derrota que no logras entender, esa recordada victoria por relatar. Ella, dibujada de Julieta, tan bella como refrescante, ese cosquilleo, las pupilas dilatadas con olor a para siempre, ese beso, aquel beso, EL BESO.

                Una sonrisa sincera, un aliento de coraje, un guiño espontáneo y un abrazo inesperado. Un nervio, un motivo, un latido, que dibujan la esencia del brillo de tu estrella. El valor de las palabras oportunas, el “caliu” de su significado, un gesto con sentido, un sin sentido de momentos, una nota de amor con sabor a DO, RE MI, FA SOL, LA, SI DO…y decir “T´estimo”, “I love you” o “je t' aime” con una firme mirada comprometida. Una cómplice mirada, una mirada insensata, una sensata mirada retraída, todas las miradas a la vez... un miope que las mira mientras lo vuelves loco al beber. 


Un brindis, un gesto, una promesa por cumplir, un bostezo, esos pequeños detalles que nunca llegan a su fin. Leyendas que suman, boleros que conmueven, historias de amor que nunca terminan, las hojas del calendario que caen cautamente como otoño en primavera en nuestro barco de papel. Un silencio, ¡Shhh!, un mar profundo de silencio. Un escrito para que te lleves los recuerdos que escribí en lo profundo del océano antes de naufragar.

                Una sobria borrachera, la vida en punto de retorno. Un tic tac, un ring,  Un despertar.

                      


viernes, 18 de agosto de 2017

ODA A BARCELONA: T´ESTIMO BCN





Amo Barcelona, no sólo porque me vio nacer, dar los primeros pasos y crecer.  Éramos chiquitos cuando nos enamoramos y supe que debía tenerte. ¡Estábamos predestinados!. Amo Barcelona por Mediterránea, por fresca y cultural... Juntos las barreras no son nada.

Amo Barcelona porque es indomable en tiempos de amor y enérgica en tiempos de dolor, nadie ni nada impedirá mostrar la energía de tu CORAZÓN, tu libertad y magia. Cuando te miro a los ojos, la conexión es total, me derrito tan solo al verte por cada rincón de las calles de Ciutat Vella al Eixample, me sobran las palabras para decirte que te quiero.  Late mi corazón por ti.


Amo Barcelona, aunque tú no lo hicieras, porque tus caminos siempre me llevan a ti. Se te conoce en el mundo entero por tu "seny, rauxa" y compromiso social. No tienes miedo a sentir. Tienes por bandera la música, la arquitectura y las artes escénicas. Siempre radiante, deportiva, vestida tanto de azulgrana como blanquiazul, toda una explosión de pasión y color. Y es ese colorido el tatuaje que dejas en el recuerdo de cada persona que pisa tu suelo, llevando tu nombre por todo el mundo. 



Nunca cierras la puerta a nadie, eres confidente de nuestros secretos. Te arreglas para cautivarnos con las suaves siluetas de Gaudí, nos hechizas con el colorido de Miró, tocándonos la fibra con las letras de Serrat mientras alumbras cada uno de los sueños de todos nosotros como sólo lo haces tú.  Elegante de día, coqueta de noche. Me haces sentir despierto, me haces respirar, aprecio el calor de tus abrazos cuando cae la tempestad en plena frialdad. Recordaré los primeros besos en cada  amanecer y contemplaré melancólico la tranquilidad de tu anochecer cuando velas por nuestros sueños. Cuando salen las estrellas al horizonte de izquierda a derecha, de enero a diciembre, buscando mi destino nunca me siento a solas, sé que te tengo a ti. A mi lado. Uniéndose nuestro querer.

Orgulloso de  tu encanto, tus olores y tu esencia. No importa donde vaya, Siempre a tu lado estaré Barcelona, en cada camino, aunque no estés, estando lejos o cerca latiendo fuerte contigo, sin temor, sin arrugarnos, bien unidos. Amo tu mar de solidaridad, la luz de tu alegría cuando luces bella del mismo modo que me estremeces cuando lloras entristecida inundada de lágrimas. Admiro tu ritmo, respeto tus silencios me fascinan tus montañas y lo cosmopolita que se te ve. ¡Cómo no voy admirarte Barcelona!. Orgulloso del hechizo de su gente, de cada  una de ellas y de su humanidad ¡Cómo olvidarte!

Hoy no es una noche más al lado del mar, 15 vidas se apagan hoy, 15 vidas que iluminarán la ciudad para la eternidad, 15 estrellas que brillarán el cielo de mi ciudad, que nos guiarán. Y ¡No! No acabarán con nuestra libertad. Viviremos hoy, mañana y siempre sin miedo, soñando por la PAZ.

Me atrapas cuando me dices "t'estimo",  me enamoras cuando dices “te necesito”. Me ganas cuando en días oscuros como hoy lloras de rabia, de pena en silencio por los tuyos y por los turistas que vienen a fotografiarse a tu lado. ¡No entiendes nada! Nosotros tampoco… Pero, no nos tumbarán ni a ti, ni a Madrid, Paris, Londres, Bruselas, Niza... Seguiremos en pie, seguiremos paseando por las calles, seguiremos libres con el alma unida de manera serena con los nuestros. Seguiremos dejando huella. Caminando firmes sin escondernos en nuestros hogares.



AMO a su gente porque no nos asustaremos ante injusticias. Es tiempo de recordar, de dejar todo y salir a la calle, a vivir y gozar en Gràcia, Les Corts, las Ramblas o el Tibidabo.  Gritaremos VIDA, PAZ y AMOR, bien fuerte al unísono cómo grito de esperanza. Todo mi sentir a cada una de las víctimas. Siempre os recordaremos, congelando el tiempo para que perduréis en nuestra historia. Aunque nos hieran seremos fuertes, dejaremos atrás los miedos de los fantasmas. Podrán dejarnos sin aliento pero no dejaremos de respirar.  RIP
#Barcelona #bcn #Barcelona #city #Barcelonatestimo

              

              

jueves, 3 de agosto de 2017

Nuestra propia idea de la vida...ENTRE AMORES Y PALABRAS


Todo el mundo tiene su propia idea de la vida, de su gente, de los valores. Todo el mundo habla y habla, y mucho, sabe de la existencia de normas, entienden de reglas, pero todos a su manera. Abunda mucho lo de la ley del embudo, es decir, todo lo que hagas tú estará bien, siempre y cuando no supere lo del otro (entonces mira por donde ¡voila! será de putisíma madre).  Mientras no lo haga uno mismo (y lo haga otra persona) pues será eso, una opción más sin importancia y criticable. Personajes de este calibre, llamados generalmente envidiosos, celosos o tóxicos hay muchos. Estos pecan del llamado síndrome del yoismo buscando quitar merito a lo nuestro (a lo del resto), si con ello ven peligrar su protagonismo. Otro día os hablaré de ellos. Por suerte o por desgracia de estos he conocido alguno que otro, unos más simpáticos otros más tediosos, alguna más cínica… Pero no hay mal que por bien no venga, los cuales me han brindado experiencias que  servirán para inspirarme en alguno de mis escritos, porque os aseguro que la realidad supera siempre la ficción. Y este material amigo no puede estar escondido en un cajón bajo llave sin que nadie los conozca. 
 Pero volvamos al inicio, en aquella parte en la que todos tenemos nuestra propia idea de la vida, bla, bla, bla y sus reglas, pues del mismo modo todos tenemos nuestra idea del amor. De hecho creo recordar que el corazón se nos acelera, la endorfina surge efecto en nosotros y la cabeza nos cambia el chip concibiendo las más grandes locuras jamás antes pensadas.
 La oferta  y la demanda del amor en pleno siglo XXI, ha ido variando. En pleno 2017 el amor se vive de múltiples maneras: diferentes sexos, mismos sexos, relaciones abiertas, relaciones cerradas, diferentes colores, amores cibernéticos, amores de barras, hollywodienses, Disneynianas…  Las personas, la sociedad y la tecnología han evolucionado a pasos agigantados, y tanto el sexo débil, los hombres, y en especial el sexo fuerte, las mujeres, han derrumbado muros y puertas convirtiéndose en más independientes. Pero la fórmula sigue siendo la misma: EL RESPETO. Respeto al compromiso que la pareja hayan establecido, vivido y soñado conjuntamente.
Los escritores especie rara donde los haya tenemos una cierta necesidad en contar y exponer esas historias que se crean de toda esta gran variedad. Historias intensas, maquillándolas con nuestra obstinada imaginación, volcando cada una de las singularidades que nos llueve en la mente. Digo llueve, sí. Nuestra cabeza es un continuo temporal de ideas, palabras, truenos y relámpagos; lo más dificultoso es quedarse seco ante tal cantidad de tormentas de ideas, casi mejor pillar una balsa. Nuestro corazón no está ajeno al tema, no estamos blindado a ello, tenemos nuestras vivencias, aunque últimamente reconozco que me cuesta enamorarme (eso ya será cosecha de otro post cuando me decida desnudar mi alma). Nos gusta sentir esa sensación de meternos en la piel del protagonista y ver como recorre heroicamente toda una odisea donde el amor y desamor es tan solo el paso fronterizo del destino, al tirar endiabladamente la moneda buscando un final feliz o un drama de los que marcan época. Observo, escucho, provoco... Para sentir el encanto de la espontaneidad.  Soy un agitador de corazones y de mentes con el deseo de captar la naturalidad, la esencia, mi esencia,  tu esencia. Revivir cada sueño dibujando recuerdos que lleven a tu sonrisa, sí la tuya, una ausencia que devora mi impaciencia.
Cuando aparece el amor no se piensa, se siente y entonces ya lo sabes: Las pupilas se dilatan, el corazón se dispara y los sueños se hacen más profundos. No dejes que otros vivan por ti tu sueño

           

martes, 1 de agosto de 2017

La fábula del AULLIDO


De noche, perdido sin rumbo, solo en el bosque rodeado de rocosas montañas, de extraños y  amorfos árboles que me hacen perder la noción del tiempo, lo cual me propicia sentir un cierto nerviosismo. El miedo ansía romper el horizonte de mi equilibrio existencial invadiendo mi ser, el aire empieza a confundirse con el sudor de la inquietud con el de la frescura de la madrugada. Los ruidos se hacen más inquietantes, rompiendo el silencio y la seguridad en uno mismo. La brújula de la incertidumbre deambula entre el norte y el sur sin saber qué dirección seguir. ¡No sé qué hacer, pero no pienso derrumbarme!
Debo empezar de cero si quiero llegar a buen puerto. El cielo despejado, ni una sola estrella, ni tan siquiera la luna en la que poder refugiarme e iluminar mi caminar. Hoy me ha dado la espalda sin darme su brillo. Ni una chispa de idea que prenda una solución coherente. Impaciente, me enojo severamente con la situación. Soy un vagabundo roto, con el pelaje blanco grisáceo congelado en medio del corazón de un lugar llamado problema. La soledad como única compañera de viaje con las dudas y recuerdos como equipaje, dejando atrás esos sueños dorados.  Únicamente me queda el consuelo de llorar por dentro.  No tengo ni para beber salvo el tragarme la tristeza y dolor que invade mi cuerpo. Hastiado, indefenso y fastidiado de avanzar sin ton ni son, invirtiendo el este con el oeste, sin rumbo fijo. Sin olvidar tantas otras noches con los míos y ahora solo hablando en SOLEDAD gritándole al mundo lo desesperado que estoy.
Olfateo el terreno, contemplando el cielo, agudizo los sentidos para protegerme de cualquier adversidad. Mi respiración se acelera, algo fortuito me hace alzar la mirada, de repente aparece una brillante estrella fugaz, alargada y mágica.  Por un momento lo vi claro, tan solo duró un instante, el tiempo suficiente para suplicarle a la bella estrella fugaz que me mostrara el camino a casa. Y de nuevo otra estrella que se dejaba ver, guiándome por un camino por explorar.
Desde ese instante cuenta la fábula que la estrella fugaz acompaña a los lobos en busca de su territorio, con la certeza de poder encontrar su manada las noches sombrías y  tenebrosas que la recorren a ciegas. Y es en aquellas noches, que asoma la Luna en todo su esplendor con su media sonrisa, cuando aúllan con todo su ímpetu con el propósito de dejarle claro que de ningún modo les deje a solas despertar con su amiga la soledad.  
Si escuchas el gruñido o el aullido de un lobo cerca, no temas, está implorándole al universo que la luna no se vaya lejos de ellos.
 

           

martes, 28 de febrero de 2017

¿Por qué ganó MOONLIGHT? Motivos



En el pasado artículo comentamos acertadamente que no teníamos que bajar la guardia ante posibles sorpresas, de cara a la estatuilla más preciada, la que corona a la mejor película del año. Y debíamos estar atentos especialmente en "MOONLIGHT", un título que podía hacer saltar las alarmas de todas las casas de apuestas como gran triunfadora de la noche de los Oscar en la 89ª edición de la ceremonia, que resultó no ser la más glamurosa pero si será recordada como la más esperpéntica de la historia. Y lo de "Moonlight" no lo decíamos en vano. Diferentes razones hacían presagiar su victoria... Y no digo que no se lo merezca, que seguramente que sí, pues se trata de una película valiente, sensible, rodada en menos de un mes con un presupuesto menor a lo habitual en estos certámenes y opuesta a la refrescante cinta que nos ofrecía el joven realizador Damien Chazelle con su espléndida y magistral ciudad de estrellas.



Pero, en estas ceremonias, no está hecho todo a la ligera, está todo más que estudiado, salvo la chapuza final que hicieron ayer noche, en la que destrozaron toda una gala, ágil, dinámica y reivindicativa con un sensacional maestro de ceremonia, Jimmy Kimmel, que supo sacar punta a todo de la manera más cercana y menos rebuscada. Una metedura de pata, que muchos critican, pero seamos objetivos, esto hará que sin duda el espectador medio recuerde el nombre de Moonlight, puesto que su repercusión en taquilla a día de hoy es bien nula para el gran público.



Cuando toda una gala, y toda una temporada cinematográfica gira y se monitoriza alrededor de una película, que ha transcendido socialmente como es "La la Land", queda de manifiesto d el poder de seducción, su autoridad y atracción que ha provocado dicho film ante el espectador (guste más o guste menos, pero en definitiva en boca de todos) hace evidente, que es la que merecía haber ganado (sin desmerecer a "Moonlight"). Seamos sinceros, el festivo y alegre musical es la que  todo el mundo recordará con el paso del tiempo por su brillante  aroma a vida, por sus números musicales, por su banda sonora y por cada destello de magia en los recursos cinematográficos que utiliza para cautivar o enardecer al público.

Bien es sabido que en ocasiones las injusticias están al pie del cañón…


Pero hay dos motivos que hacían presagiar dicha ganadora:

1)    Compensación ante la falta de nominaciones al sector de la gente de color del pasado año.

2)    Zasca en toda la boca a Donald Trump con una cinta donde habla de temas que puede incomodar al actual presidente de los Estados Unidos.


En la industria del cine, y sobretodo en la meca del cine, Hollywood, hay siempre una serie de tendencias que se rigen  por lo que se palpa en el ambiente,  en su entorno y mucho que ver con el factor POLÍTICO.  Pero como injusticias así vividas está repleta la historia cinematográfica…. "Broken mountain" perdió contra "Crush", "Shakespeare in love"  frente "Salvar al soldado Ryan", “Rocky” le ganó la batalla a“Taxi Driver”, “Carros de fuego” se impuso “En busca del arca perdida” o “Chicago” frente “ El pianista” por citar dos simples ejemplos.
               

¿Alguien duda que si Obama siguiera en el poder, o si Hillary Clinton hubiera ganado las elecciones la gran triunfadora hubiera sido LA LA LAND?, yo no tengo duda alguna. Pero ya sabemos cómo son los premios, no son representativos de nada, son solo premios con sus intereses ocultos, sus más y sus menos.  Yo lo tengo  claro, para mí la ganadora es "La la land" Y GUARDARÉ EN MI RETINA la voz de Faye Dunaway y Warren Beatty  haciéndola ganadora, la segunda parte (la parte chapucera) donde luego nombran a Moonlight yo la obviaré.

Pero antes de resetear esa cruel parte, y esa pantomima de final felicitar el ejemplar “fair play” de  todo el equipo técnico de "La la land", y no así  de a los de MOONLIGHT, que una  vez encima del escenario no tuvieron ni una sola palabra de consolación ante semejante decepción. Las formas de unos y otros dejaron muchos que desear... cuestión de detalles, cuestión de elegancia, cuestión de saber estar. "LA LA LAND" INCLUSO GANO EN ESO.

martes, 21 de febrero de 2017

El juego de la vida/ Sé que te duele



El secreto de la vida se basa en la honestidad y el juego limpio, sin esos valores, estilo y elegancia ya puede ir uno moviéndose por el tablero de la vida que jamás avanzará en el trato humano ni en la complicidad del prójimo por muchas fichas de colores que te comas. Muchos deberían sacarse las caretas y reflexionar sobre ello y aprender las verdaderas reglas del juego, todos podemos jugar, poner las cartas boca arriba, saltar números, tirar los dados en busca del doble seis, poner las fichas del dominó de manera correlativa , jugar misteriosamente con la mirada para llevarnos la ansiada escalera de colores u otros aspectos menos ociosos pero mucho más humanos, personales y cercanos.  Pero la vibra, la magia y la honestidad van solo ligadas a unos pocos ... y para ello se precisa de una sensibilidad que pocos tienen sin tener que renunciar a los principios y sin hacer daño a quien te rodea.

Reflexiones de una fresca mañana de invierno que te enseña al tener una mano ganadora sea en el póker, la Oca, la vida, el cine, los enemigos o las amistades... Feliz martes. Antes de salir de la consulta sube el volumen  y escucha una nueva pieza del disco “Rompiendo Fronteras” de Alejandro Fernández junto al grupo colombiano Morat," Sé que te duele" y deja el corazón que baile libremente, nos leemos.