jueves, 28 de octubre de 2010

Cantando bajo la lluvia: El musical mas famoso de todos los tiempos

Hola Divaneros después de un par de semanas sin dejar ninguna entrada es  hora  de  calzarnos  los zapatos y saltar, bailar o danzar por la consulta para darle un poco de  ritmo a nuestro cuerpo al son que tarareamos alguna bella melodía inolvidable. Lo habéis  acertado, hoy conversaremos sobre el incomprendido género musical. Pero no olvidemos que hubo una época dorada, donde era respetado, admirado  e estimado, y que consiguió cautivar a las estrellas del momento y arrastrar a millones de espectadores en  las  butacas de medio mundo. Filmes como “Bailando nace el amor”, “Brigadoom”, “Un día en Nueva York”, “Sombrero de  copa” y posteriormente “My fair lady”, “Sonrisas y lagrimas” o la oscarizada “West Side Story”  rompían las taquillas.
A la hora de hablar de los clásicos del cine no podemos, ni debemos olvidarnos de la eterna, célebre y magistral “Cantando bajo la lluvia”. Un 27 de marzo de 1952  la ciudad de Nueva York se engalano para su estreno, convirtiéndose desde ese mismo instante en todo un referente y en unas de las películas más amadas en la historia del cine.  El tiempo lo ha encumbrado como el musical más famoso de todos los tiempos, posiblemente el más grande jamás rodado. Una autentica obra maestra.


Cantando bajo la lluvia nos adentra en los inicios del Hollywood que empieza a hablar. Trasmite la esencia del día a día dentro de la industria cinematográfica y nos irrumpe al universo del cine dentro del propio cine. Es un film que irradia alegría por todos  lados, es un frenesí de optimismo y magia. Pero sin embargo no cae en los derroteros de la ñoñería ni la estupidez banal y simplona. Tiene  los  Ingredientes  perfectos para cautivar al espectador de  diferentes generaciones: una dosis de ingenio, amor, humor, música y baile además de escenas que han quedado  para siempre inmortalizadas ya no solo en la historia del cine sino en la cultural popular. ¿Quién no recuerda el número musical que da  nombre al largometraje? ¿Quién no la  tiene en mente cada vez que llueve en nuestras  ciudades? Uno de los momentos cumbres y apoteósicos es el júbilo de felicidad de Gene Kelly enamorado; escenificada en Un paraguas, una farola, una intensa lluvia  y una melodía perfecta junto con el popular y talentoso Gene Kelly, se convirtieron en toda una seña de identidad para toda  una  generación. Donde además se homenajea  a Chaplin. Como curiosidad de esta entrañable escena Gene Kelly llegó al plató con 40 grados de fiebre. Le propusieron de posponer el rodaje para otro día pero se negó en rotundo y la rodó con unos resultados inigualables a pesar de su estado  febril. Y en una sola toma!!!  Cierra los ojos y recuerda la cantilena Du-ruru-du,du-ruru-ruru –du…




No fue un rodaje  fácil. Los productores tenían diferentes criterios. Continuamente dudaban y variaban tanto los números musicales, como el guion e incluso poco antes del estreno llegaron a  suprimirse dos números  musicales; “You are my lucky star” con Debbie Reynolds  y otro con Gene Kelly, “All do is dream of you”, con el objetivo de agilizar y dar más  dinamismo  al  film. La MGM incluso maduró la idea de incorporar al reparto a Howard Keel visto en “siete novias para  siete hermanos” como estrella del filme, pero el éxito arrollador e inesperado de Un día en nueva York llevó a replantear la decisión hacia  otros derroteros. La MGM encontró su gallina de los huevos de oros y  tomo la decisión de contratar a gran parte del equipo de dicho film. No tuvo  inconvenientes en reparar en gastos; fichando tanto a  sus guionistas como al jovencísimo director Stanley Donen, donde  dejo  claro sus preferencias artísticas adjudicando  el papel de protagonista al celebre coreógrafo Gene Kelly.  A partir de estas decisiones se termino de establecer poco a poco la planificación del casting, solicitando los servicios de un  jovial bailarín, pero en ese momento inexperto actor Donald O ´connor en el papel de Cosmo amigo íntimo del protagonista y de una alegre y dinámica Debbie Reynolds, estrella en ciernes, obteniendo el papel de Kathy. No le fue fácil; ya que Gene Kelly jamás quiso  tener a Debbie Reynolds como partenaire puesto que no tenía experiencia en el baile. No fue otro que su gran amigo Fred Astaire, que le convenció  para que, no la apartaran del proyecto. Astaire se comprometió a dar las lecciones pertinentes  a Debbie.


 “Cantando bajo la lluvia” menciona en clave de parodia la transición de las películas mudas al cine sonoro, es decir la implantación de las Talkies en la industria del séptimo arte. Refleja con humor  e ironía los continuos problemas  que se desarrollan durante la preparación de una película. Asimismo da hincapié a las dificultades que tienen los artistas del cine mudo a adaptarse al cine hablado. El  film no deja de ser un canto  al amor y a la amistad, donde  nos narra los continuos trances y conflictos de la gran diva  de la época Lina Lamont (Jean Hagen) a la hora de  rodar su próximo largometraje pero tiene un lastre y no es otra que tener una voz chirriante, insoportable e irritable lo que le imposibilita para  continuar siendo la estrella del show business. Lo que provoca una tensa relación con sus  compañeros de reparto. El coprotagonista del filme es  otro divo del cine mudo, Don Lockwood pero empezara a sentirse  atraído por una aspirante a actriz que le hará captar no solo su respeto sino también su amor y el deseo de hacerla llegar a lo más alto. Todo ello enlazado con intensos y vivos números musicales que mantienen el interés de la trama  intacta. Momentos  memorables  como  el Good morning, un canto al positivismo del carismático trío protagonista donde mostraban todo  su talento o también el extraordinario numero de "Make 'Em Laugh", de Donald O'Connor.


Otra de las singularidades de Cantando bajo la lluvia es que tan solo 2 canciones fueron escritas originariamente para el film "Make 'Em Laugh" y "Moses" las demás canciones ya eran conocidas, puesto que sonaron en otras  películas con anterioridad, incluida “Singin' in the rain", oida en "Hollywood revue of 1929”.

A pesar de las críticas y de la recaudación obtenida tan solo consiguió un par de nominaciones a los  prestigiosos premios de la academia. En culpa por el arrase el año anterior de otro musical como era un americano en parís. Ni que decir que el arrollador éxito del musical propicio que el artículo del año sin duda fuera el paraguas que se  llegaron a vender a un ritmo vertiginoso.
El cine moderno ha intentado buscar el resurgir el género con títulos como  la triste“Bailando en la oscuridad” la dinámica“Moulin Rouge”, la sobre valorada “Chicago” o la irregular y lenta “Nine”.

¿Recuerdas algún musical que te  haya  tocado la fibra? ¿Qué número musical de la historia del cine te vienen en mente ?

Y ya que estamos en el mundillo de la música comentarte que la próxima entrada nos vamos de  concierto, pasaremos una noche con Michael Bublé , estate atento.



   




   

sábado, 9 de octubre de 2010

ADIÓS A TONY CURTIS


Hola Divaneros, Hollywood está de luto. Hollywood llora la muerte de Tony Curtis. El Pasado 29 de septiembre el legendario actor americano de 85 años se nos fue. Y nada mejor que desde este humilde blog de homenajear a un artista que en su larga y prolífera carrera se gano a pulso entrar en la prestigiosa y privilegiada “Meca del cine”, logrando la etiqueta de icono universal en gran medida por su abrumador e innato talento. El mundo del  cine, sus aficionados y el barrio del Bronx, de donde era originario llora la muerte de uno de los galanes por antonomasia. Una vez más, inevitablemente un grande de la época dorada del cine, se nos escapa.


El periodo de máximo esplendor de Tony Curtis sin ninguna duda fue durante las décadas de los años 50 y 60 donde destaco por los extensos recursos interpretativos; tanto podía deleitarnos con su semblante en papeles dramáticos (Fugitivos), como por su depurado sentido del humor (Vacaciones sin novia, Operación Pacifico). Se rodea con las estrellas más rutilantes del firmamento de la  talla de Kirk Douglas, laurence Olivier, Henry Fonda, Sídney  Poitier o Frank Sinatra. De estas épocas recordamos con emotividad la  comedia dirigida por Billy Wilder “Con faldas  y a  lo loco” considerada por los entendidos como una de las mejores comedias jamás filmadas y coprotagonizada por Jack Lemmon y Marilyn Monroe. Y la película de aventuras sobre la  revuelta de los esclavos “Espartaco” del visionario Stanley Kubrick .


Su rostro y su talento podemos hallarlo en más de 130 películas  que atesora  su filmografía, no todas del prestigio del que debería depositar semejante  monstruo de la interpretación, pero nos ha dejado un sinfín de grandes trabajos y  un puñado de títulos que han quedado para siempre guardados en nuestra memoria. Uno de sus últimos trabajos fue una breve aparición en la serie de TV, CSI, bajo las órdenes de Quentin Tarantino.

Tony Curtis, aparte de ser un afamado actor de prestigio, también se gano la  etiqueta de flamante Don Juan. Hasta en seis ocasiones contrajo matrimonio. La más conocida fue con la emblemática actriz Janet Leigh, protagonista de la  célebre "Psicosis". De esta relación nacieron dos de sus hijas, que años después seguirían los pasos artísticos de sus progenitores; Jamie Lee Curtis y kelly Curtis. Entre sus amantes recordar la  fugaz relación con Marilyn Monroe donde en sus memorias comenta que  incluso la actriz llego a perder un hijo con él.
Con su muerte nos deja una leyenda  del séptimo arte.  Pero nuestra retina jamás olvidara las inolvidables escenas  de sus  películas que estos días han inundado de recuerdos a  más  de un cinéfilo. (El gran Houdini, Trapecio, Los  Vikingos)

lunes, 4 de octubre de 2010

Yabadabadoooo!!! 50 rocavelas








Yabadabadooo!!! con este singular y característico grito emprendemos una nueva sesión en el diván, ¿el motivo de semejante estruendo? bien sencillo, estamos de conmemoración. Pedro, Wilma, Pablo, Betty, la mascota Dino y en general todos los personajes de la mítica Los Picapiedra celebran sus primeros 50 años de vida. La serie Ideada por la sagaz mente del talentoso tándem William Hanna y Joseph Barbera ("El oso Yogui", "Tom y Jerry"), inició las emisiones en Estados Unidos un 30 de septiembre de 1960. En aquel momento nadie pensaba que una serie de dibujos se convertiría en todo un icono popular y sociológico de la época. Durante los 166 capítulos originales rompió todos los récords y esquemas, aglutinando junto al Televisor a numerosas familias que ansiaban ver las desventuras  de estos simpáticos habitantes de la ciudad de Piedradura  en plena edad de piedra.


‎El éxito de la serie debe buscarse en la confección de unos perspicaces guiones donde se retrata y detalla con cierta ironía y gracia la  típica y representativa familia de la clase media americana de mediados del siglo XX (ello permite al espectador adulto un alto grado de identificación con los personajes animados) pero trasladándolos a los tiempos prehistóricos de la edad de piedra.
  Asimismo,los pequeños del hogar sienten una especial fascinación por la magia y  fantasía que genera el poder transportarse a Piedradura una divertida ciudad equipada de discotecas, bolera, restaurantes y una sede de policía en pleno mundo prehistórico. Al mismo tiempo de quedar hechizados del continuo  ingenio de  los guionistas a la hora de transferir la tecnología moderna a la edad de piedra. Entre otras soluciones el binomio Barbera y Hanna recurre a  los mamuts como artilugios de duchas, o incluso se puede ver a Pedro Y Pablo Mármol (Fred y Barney en su versión original americana) trabajar diariamente en la cantera junto a los dinosaurios, (en la serie  reutilizados como maquinas de labor o grúas). Pero sin duda es el troncomóvil, la idea que más se recuerda. Aquel tronco con ruedas de piedra, que se ponía en marcha gracias al impulso que se generaban a través de la fuerza de los pies.


A mediados de los noventa los estudios Universal dieron luz verde para que los simpáticos personajes saltasen a la gran pantalla con la gran novedad de ponerles rostros en carne y hueso en un par de largometrajes estrenadas en las salas de cine y un tercer filme estrenada directamente en DVD. La primera adaptación fue dirigida por Brian Levant y protagonizada por el orondo John Goodman. En esta versión producida por el rey midas Steven Spielberg encontramos a una joven Halley Berry y una veterana "Flinstones" Elizabeth Taylor.

 
Tal fue su arrollador éxito que es inevitable intuir la influencia, en las posteriores sit com estadounidense, o incluso en otra serie animada  como los Simpson que beben  directamente del resplandor de tan mítica serie. Los Simpson a lo largo de sus veinte temporadas en antena han introducido  continuas referencias a tan emblemática serie. De siempre se ha comentado que la variante actual de los Picapiedra son los personajes amarillos de los Simpson.

En la próxima sesión, homenajearemos la figura del malogrado actor Tony  Curtis fallecido el pasado 29 de septiembre del 2010, inmortalizado para siempre en el personaje de Joe en “ Con faldas y a lo loco”.