lunes, 4 de octubre de 2010

Yabadabadoooo!!! 50 rocavelas








Yabadabadooo!!! con este singular y característico grito emprendemos una nueva sesión en el diván, ¿el motivo de semejante estruendo? bien sencillo, estamos de conmemoración. Pedro, Wilma, Pablo, Betty, la mascota Dino y en general todos los personajes de la mítica Los Picapiedra celebran sus primeros 50 años de vida. La serie Ideada por la sagaz mente del talentoso tándem William Hanna y Joseph Barbera ("El oso Yogui", "Tom y Jerry"), inició las emisiones en Estados Unidos un 30 de septiembre de 1960. En aquel momento nadie pensaba que una serie de dibujos se convertiría en todo un icono popular y sociológico de la época. Durante los 166 capítulos originales rompió todos los récords y esquemas, aglutinando junto al Televisor a numerosas familias que ansiaban ver las desventuras  de estos simpáticos habitantes de la ciudad de Piedradura  en plena edad de piedra.


‎El éxito de la serie debe buscarse en la confección de unos perspicaces guiones donde se retrata y detalla con cierta ironía y gracia la  típica y representativa familia de la clase media americana de mediados del siglo XX (ello permite al espectador adulto un alto grado de identificación con los personajes animados) pero trasladándolos a los tiempos prehistóricos de la edad de piedra.
  Asimismo,los pequeños del hogar sienten una especial fascinación por la magia y  fantasía que genera el poder transportarse a Piedradura una divertida ciudad equipada de discotecas, bolera, restaurantes y una sede de policía en pleno mundo prehistórico. Al mismo tiempo de quedar hechizados del continuo  ingenio de  los guionistas a la hora de transferir la tecnología moderna a la edad de piedra. Entre otras soluciones el binomio Barbera y Hanna recurre a  los mamuts como artilugios de duchas, o incluso se puede ver a Pedro Y Pablo Mármol (Fred y Barney en su versión original americana) trabajar diariamente en la cantera junto a los dinosaurios, (en la serie  reutilizados como maquinas de labor o grúas). Pero sin duda es el troncomóvil, la idea que más se recuerda. Aquel tronco con ruedas de piedra, que se ponía en marcha gracias al impulso que se generaban a través de la fuerza de los pies.


A mediados de los noventa los estudios Universal dieron luz verde para que los simpáticos personajes saltasen a la gran pantalla con la gran novedad de ponerles rostros en carne y hueso en un par de largometrajes estrenadas en las salas de cine y un tercer filme estrenada directamente en DVD. La primera adaptación fue dirigida por Brian Levant y protagonizada por el orondo John Goodman. En esta versión producida por el rey midas Steven Spielberg encontramos a una joven Halley Berry y una veterana "Flinstones" Elizabeth Taylor.

 
Tal fue su arrollador éxito que es inevitable intuir la influencia, en las posteriores sit com estadounidense, o incluso en otra serie animada  como los Simpson que beben  directamente del resplandor de tan mítica serie. Los Simpson a lo largo de sus veinte temporadas en antena han introducido  continuas referencias a tan emblemática serie. De siempre se ha comentado que la variante actual de los Picapiedra son los personajes amarillos de los Simpson.

En la próxima sesión, homenajearemos la figura del malogrado actor Tony  Curtis fallecido el pasado 29 de septiembre del 2010, inmortalizado para siempre en el personaje de Joe en “ Con faldas y a lo loco”.

1 comentario:

erase una vez dijo...

Tu entrada de celebración del cincuentenario de la serie de “Los Picapiedras”, me hizo remover viejos recuerdos, que por cierto he leído, que su primera presentación, fue en la cadena estadounidense ABC el 30 de septiembre de 1960, coincidiendo con la imprevisible noticia del fallecimiento de Tony Curtis, el 29 de septiembre 2010 y tal como nos indicas, aprovecharas próximamente para homenajearle. ¡Quedo pendiente de la próxima entrada!
Por otro lado, tengo entendido que Tony Curtis, dentro de su infinidad de célebres interpretaciones de películas, también prestó su voz como personaje invitado, en el capítulo “Stony Curtis” de la serie Televisiva de “Los Picapiedras”. ¡Qué casualidades tiene la vida! :- ll