viernes, 28 de octubre de 2011

125 años de la ESTATUA DE LA LIBERTAD


Hola divaneros continuamos por las transitadas calles de Nueva  york,  si hace dos días  te  detallaba que la metrópoli estaba engalanada para  conmemorar los 50 años del musical West side story, ahora la ciudad se pone de etiqueta para celebrar los 125 años de la famosa Estatua de la Libertad.  125 años es una muy  buena fecha para que  sus ciudadanos  irrumpan las  calles  y  se vuelquen  ante el símbolo más reconocible del planeta tierra. Todo está preparado para que  a su alrededor se llene de música, espectáculos, poesías  y un sinfín de actividades en  honor de la bella dama de la libertad.


Vente conmigo, vamos a prender un ferry  para llegar  a Liberty Island  y acércanos a la  que es hoy la auténtica protagonista de nuestro Post.  Ahí la tienes, ¿guapa eh? Si ya te lo decía pero no me querías hacer caso,  hoy está más coqueta que en otras ocasiones  y con este sol está realmente  radiante y espectacular sabe que hoy es el centro de las miradas y no se sonroja por ello. Te cuento La Estatua de la libertad  tiene una historia curiosa y peculiar  y toda ella  llena de datos y curiosas anécdotas.  Es indudable que se trata de un símbolo mundial que personifica  la oportunidad, encarna a la libertad, reproduce la esencia de la ilusión al mismo tiempo que significa una imagen de respeto y unidad.  Todo ello le hace que sea un importante reclamo  turístico quizás solo comparable a la Torre Eiffel en Europa. 


El monumento es un regalo que otorgó el pueblo Francés a los americanos en 1884 en señal de unión, amistad entre ambos países, esencialmente para rememorar los 100 años de la  consecución de la independencia americana.  En 1984 fue el año en que fue declarada por la UNESCO  como patrimonio de la humanidad.
La figura es erigida por Fréderic Auguste Bartholdi .siendo  parte importante de su diseño el emblemático Gustave Eiffel. La obra se costeo a base de donaciones, conciertos   y  cualquier otra forma de obtener dinero para su rápida edificación.  A causa de su gran volumen  el monumento fue trasladada pieza por pieza desde su ciudad de origen, Francia a Estados Unidos, haciendo cerca de medio centenar de viajes cargando con cada una  de los segmentos del monumento para poder ser transportarla.  


Es ideada  teniendo  en todo momento en mente a los modelos clásicos del arte griego y romano. Ella  es alta, pues mide 46 metros y pesada, nada menos que 225 toneladas.  Como datos curiosos te puedo comentar que en su corona consta de 25 ventanas por donde la gente puede  ver una panorámica asombrosa de Manhattan.  Desde su corona  salen 7 puntas, que representa los 7 continentes del mundo (ciertas  zonas del mundo  consideran que son siete) y los 7 mares del planeta  al mismo tiempo que personifica al sol en honor al dios Helios.  Se caracteriza por  teerlas manos ocupadas, en una mano porta una tablilla que evoca a la ley y el derecho mientras que la otra  la tiene alzada  aferrando una antorcha en honor al siglo de las luces.  


Hollywwood nos ha deleitado con su presencia en innumerables  películas.  Todos podemos recordar  la estatua recibiendo a una Kate Winslet  superviviente del Titanic. El séptimo arte siempre ha sabido de que se trata de una  figura con un importante  trasfondo social, de ahí que haya  jugado  con los espectadores con el constante peligro  de ser destruida, por extraterrestres en Independe Day , por  extraños superhéroes mutantes en X-men o rescatada por el héroe de los heroes  de hacerse añicos por Superman ,. La hemos visto congelada en “ El dia del mañana”,  pasada por agua en Inteligencia artificial.  Pero seguramente es El planeta de los simios en un mundo apocalíptico quien  logro captar una  de las  imágenes más impactantes   de nuestra dama de la libertad pues emerge a orillas de la mar totalemnte destruida y en ruinas.


Nuestra apuesta estatua no solo ha sufrido los quebraderos de cabezas  de los héroes y  los últimamente frecuentes cambios climáticos, igualmente ha tenido el privilegio de  ver cantar a Fred Astaire y Gene Kelly  en “ Un día en Nueva York”, ver  llegar a un jovencísimo  Vitor Corleone  en "El padrino II" o ver como una dulce sirena como Darly Hannah se posa a sus pies en “ Splash”.   También se siente orgullosa de sentirse actriz protagonista en la última escena de Sabotaje teniendo  el honor de ser dirigida por  Alfred Hithcock  o  robar escenas en "Manhattam "de Woody Allen y  coprotagonizar alguna escena con Chaplin.

Es tal su descaro y a sabiendas de la simpatía que le concibe  todo el mundo que incluso se atreve a través de su amigo David Copperfield  esconderse durante unos segundos de  toda su gente  en un apoteósico numero de magia en los años 80 y darse un garbeo por las calles de Nueva York en Los cazafantasmas.


Su verdadero nombre  ahora que no nos escucha es “La libertad iluminando el mundo”, pero  es tan presumida y cercana que  prefiere que la llamemos  por  Dama, Libertad o La estatua de la libertad. Pero ahora será mejor  ponernos en un segundo plano y darle todo el protagonismo que se merece bajo la música de Alicia keys o de su tan admirado Sinatra. ¿Qué te viene en mente al ver la estatua? ¿Recuerdas algún  otro film donde aparezca? espero  tus comentarios, y no  olvides de pasar por  la consulta.





2 comentarios:

bonitomundodecolor dijo...

Una de las primeras películas que apareció la Estatua de la Libertad, en una de sus escenas, fue en el filme de 1917, llamado “Charlot emigrante” (The Immigrant), de Charles Chaplin.
SINOPSIS: Charlot tras una travesía agitada, mientras su barco llega al puerto de Nueva York, admira desde la borda la Estatua de la Libertad, soñando como mejorara su vida. Lo curioso de esta película es la solución de la trama, pues después de un sinfín de escenas cómicas acostumbradas, su desenlace es encontrar una chica soltera que esté dispuesta a casarse con él aunque sea a regañadientes, pese lo antigua de la película sigue siendo en la actualidad el recurso, pactar el matrimonio por conveniencia. Los tiempos no han cambiado tanto y su cine continúa siendo maravilloso. ¡Quedo pendiente de la próxima entrada McFly! ;- ))

Anónimo dijo...

Volvieron imágenes a mi mente al ser citadas cada película. Tal vez fue en “El Planeta de los Simios” sobre la que tenga un primer registro de la hermosa Dama. Pero no quiero dejar de mencionar que desde el principio y hasta el final del texto volví a vivir la misma sensación cuando en mi niñez poco gustosa de la tv pero sí de la lectura recreada mi tiempo con una revista de historietas –D’artagnan, toma para su título el nombre del famoso mosquetero de Alejandro Dumas, dando la pauta de su contenido: aventuras y acción.- Es así que en una de sus historias hay una guerra secreta que cada vez lo es menos: los Primordiales, seres malignos venidos de otro mundo con la intención de apoderarse de éste, deciden acabar con Atlantis, la máxima civilización de la Humanidad y la protectora de la floreciente raza humana. Ver a Or recorrer la desvastada tierra me llenaba de intriga por como resolvería su búsqueda. En una de sus escena iniciado el camino y tras una visita en sueño de Anhala sacerdotisa de la Esencia, recorre un Nueva York sin calles, solo medanos y desierto salvo Ella donde casi medio torso emergía de las arenas, con su mirada al cielo, su antorcha elevada...Or prosigue su camino…tiene en claro que debe seguir. Yo no pude dejar de contemplar a La Libertad que silenciosamente demostraba no estar vencida…aún lo recuerdo…como de niña me planteaba que hacer para levantarla…