miércoles, 15 de febrero de 2012

WAR HORSE: la amistad en tiempos de guerra



Esté viernes  he tenido la oportunidad de ir a ver el  último film del rey midas del cine Steven Spielberg  “War Horse”. Una película que se ha situado en segunda posición entre las películas más  vistas  durante el fin de semana de su estreno (solo superada por El invitado), lo que nos muestra  el  innegable poderío comercial de este importante director americano.  Tenía muchas ganas de  ver la nueva propuesta del realizador y más después de  disfrutar como un niño con su visión  a lo " Indiana  Jones" de las aventuras de Tintin, pero...


Spielberg ha querido plasmar en imágenes  la novela infantil  de Michael Morpugo de mismo nombre que la película,  donde nos narra la sencilla historia de amistad entre un  jovenzuelo  y su caballo.  En ella el realizador y productor unifica dos de las premisas que más beneficios le ha dado  en los últimos  tiempos (ciencia ficción aparte) que es el amor a la amistad y el cine bélico, pero no sale bien parado del combate.  Lo peor que le puede suceder a un largometraje  con expectativas a tocar la fibra de manera  tierna y entrañable, es que carezca de emotividad como es el caso. La pregunta es ¿ se deja ver? Si, ¿está al nivel del mejor Steven? No.  A pesar de ello cuenta  con una  bella  intensa fotografía, la esencia del buen pulso , de la destreza y el estilo  propio  y narrativo de su  director y una  banda sonora del inigualable Jhon Williams que  hará sin duda las delicias de sus seguidores.  El handicap se encuentra en el guión ya no sólo por previsible  sino  por querer abarcar mucho y a la vez no centrarse en ninguna historia en concreto, lo que  hace que  esté corto de intensidad y  entre en una preocupante rueda de cursilería.


Spielberg  por primera vez en años  deja  de lado toda su mercadería de efectos especiales y  hace una obra artesanal,  pequeña,  con sabor  añejo,  un espíritu al Hollywood clásico de las  grandes superproducciones de la época de nuestros padres  y abuelos  palpable a simple  vistas en sus decorados, en la fotografía , el color y  en las interpretaciones de  sus protagonistas  lo que contribuye  a darle un envoltorio grandilocuente y un punto de nostalgia extra a la historia.
El film  narra la peculiar odisea en plena primera guerra mundial de “ Joey”un  tenaz y corpulento caballo , donde  a lo largo de todo el  extenso metraje  podemos  observar las aventuras y el infierno  que vive  el animal.   El director nos muestra de manera mágica e inocente  un cuento épico presentándonos cada uno de los nuevos amigos de Joey,  sus peligros , sus temores y sus hazañas pero todo ello se ve salpicado a cuentagotas  con suaves pinceladas que nos deja un sabor bastante light , le falta esa cafeína que nos emplacé  y nos meta  de lleno  en la acción y lo que es más importante que nos  toque la  fibra  sentimental, que  no es otra cosa que lo que  busca su director y que no consigue , por  lo  forzado que resulta la relación de amistad entre joven y caballo.  


Está nominada a 6 Oscars, que  a mi  juicio son  excesivas pero viendo la competencia que   tiene  es evidente que  no tiene ninguna posibilidad ante  títulos como " Criadas y señoras",“Los descendientes” o “ The artist”.  Encuentro una barbaridad que aspire a mejor film , solo por llevar el sello Spielberg  y de una  poca verguenza dejar en la cuenta  películas más arriesgadas  como  Shame o Drive por nombrar  tan solo  dos películas  a voz de pronto que  merecen más ese privilegio de poder pisar la alfombra roja de los próximos Oscars, pero Spielberg es Spielberg  y  eso cuenta  y mucho.

Lo mejor: Las escenas en las trincheras y su sabor añejo
Lo peor: Su duración  y  su descafeinado  guión 

¿ y tu que piensas de la  película? Te veo en mi proximo post. 

3 comentarios:

Marisa dijo...

Yo publicare mañana mi reseña del film pero coincido con vos , sin caer en spoilers posiblemente lo peor sea el azucarado final y lo mejor sin lugar a dudas es darnos la oportunidad de ser parte de la guerra cuando ella era algo mas que meter un dedo en un boton para lanzar un misil!

bonitomundodecolor dijo...

Steven Spielberg en la película “War Horse” (Caballo de batalla), hace alarde de su ya probada maestría técnica especialmente en escenas de guerra, recreación de la época y su magnífica fotografía, pero el principal problema que le veo, es que el filme no me ha involucrado emotivamente, en la afinidad entre el caballo y el joven (dicho de paso un tanto incoherente), quedando diluida al mostrarse en la narración excesivos personajes con demasiadas historias entrelazadas, que hacen en su conjunto, que resulte un tanto ambigua. (…) Déjame McFly que me pregunte ¿No será quizá demasiado larga? ¡Hasta pronto! “;- ))

Anónimo dijo...

Estamos ante una historia épica "War Horse" de Steven Spielberg, que recuerda la magia y la ingenuidad de “ET” narrando la historia de un caballo fiel y noble, todo un homenaje, intentando convertirlo en un personaje humano, un tanto irreal y no la narra siguiendo el esquema de la cruda guerra que muestra en "Salvar al Soldado Ryan" ¡Saludos!