jueves, 11 de octubre de 2012

Brad, mafia, crimen: MÁTALOS SUAVEMENTE, Crítica



A estas alturas de la película a nadie le debería extrañar que Brad Pitt se haya enrolado nuevamente en una producción con  tintes a sabor añejo de autor.  Tan solo debemos fijarnos en su filmografía  y darnos cuenta de que no se trata de un actor al uso del actual mercado exprés Hollywoodiense.  Brad, no tiene la mente ni la necesidad puesta en conseguir aumentar su cuenta corriente con el máximo números de dólares a raíz de un simple y vulgar taquillazo.  El actor Norteamericano, por imagen y por carisma podría ir a lo fácil,  a las comedietas romanticonas para el entusiasmo de las mujeres o las películas de acción que inundan las carteleras de medio mundo, semana  tras semana, pero por suerte, nada contra marea, alejado de esos films vacíos, insubstanciales,  sin guión ni sentido.  Le va  el riesgo, lo difícil y para proseguir con su respetable carrera, Andrew Dominik el director de “El asesinato de Jesse James” lo vuelve a reclutar para la interesantísima MÁTALOS SUAVEMENTE”.

Un intenso film de mafias, de timbas, de  perdedores, del crimen instituido como negocio y de gentuza en un pequeño pueblo de Estados Unidos.  Indiscutible que Andrew Dominik ha bebido de los  mejores directores,  se percibe que se ha empapado de lo mejor de Tarantino, y Scorsese, para regalarnos este  thriller sosegado, donde el guión es la esencia del film, los diálogos  dan vida este film que rebosa carácter, brío y atrevimiento por todos costados. La palabra es más efectiva que el disparo, y los golpes  vienen después de la conversación, perfecto!!
La historia nos narra cómo dos jóvenes perdidos sin  futuro ni  rumbo por el camino de dios aceptan atracar una timba controlada por la mafia.  La propia mafia llevara a contratar  a  unos profesionales para dar con los culpables.


Dirigido con un temple lento, sosegado  pero abrumador, con pericia y firmeza el director  nos van desglosando cada uno de los personajes de manera “SUAVE” que acabarán por explosionar en una trama, quizás poco original, pero si llevada con un temperamento incomparable.
Desde el primer instante quedas fijado en la butaca y no por la espectacularidad de las  imágenes, pues no se trata de una película de grandes efectos especiales (su gran  baza es la sencillez de su fotografía) sino por su explosivo guión, por su delicada violencia  y por la bendición del gran casting realizado por la productora, donde  cada  actor sobresale en su pertinente rol (Ray Liotta, James Gandolfini, Scott McNairy o Ben Mendels).


Quizás su único "pero", es el querer mostrar más sobriedad de la que verdaderamente contiene el film.  Un film que no deja de ser un crítica mordaz al USA de Obama . Desde el Diván si te gusta el cine  negro, los thrillers  y  los filmes con guión no te la  debes  perder, de lo mejorcito de esta ultima parte del  año.

Nos vemos en el próximo post!!

No hay comentarios: