viernes, 9 de noviembre de 2012

EN LA CASA. El buen estado del cine Frances




Este fin de semana se ha estrenado en nuestras salas “En la casa” una obra maestra del cine  francés, que sin ir muy lejos el pasado mes de septiembre se alzó con el máximo galardón  del  festival de cine de San Sebastián.  Rotundamente se trata de uno de los films que no debes de dejar de pasar por alto,  una autentica delicatessen de los pocos que hoy por hoy  se proyectan en la  cartelera española,  y por descontado de lo mejor que se ha estrenado a  lo largo del  2012.

“En la casa” tiene la mano firmante de François Ozon responsable y competente director del país vecino de alguno de los títulos más exportados del cine francés de las dos últimas décadas.  Un director que se las prometía muy felices cuando realizó la inquietante "Swimming Pool",  pero que vio como poco a poco esa agudeza y clarividencia a la hora de escoger sus proyectos iban aflojando por mucho aroma a grandilocuencia que trasmitieran.  Inquiriendo su espacio se adentro en desiguales géneros en busca de la obra perfecta, pero sin suerte, dando tumbos por la ilusoria Ricky, el desmedido melodrama de “ Mi refugio” o la más reciente y coral “ Potiche” con Catherine Deneuve o Gérard Depardieu.


“En la casa” basada en la obra  de teatro “ El chico de la última fila” del español Juan Mayorga; se adentra en la vida de un profesor de literatura  francesa desanimado, cansado y apenado ante las pobres, vacías y banales redacciones que día tras día le atañe corregir de  cada  uno de sus alumnos.  Hasta que un día queda fascinado y atraído por  la composición del chico de la  última  fila que plasma sobre la familia de uno de sus colegas.  Su visión, su manera de expresarse, su disposición, el tacto en la que cuida su descripción  y su textura adquirían un matiz incomparable lleno de  luz  y brillo en la  vida de ambos protagonistas.  Maravillado  por cada una de las redacciones que escribe el chico, el profesor decide convertirse en su mentor ante tal destreza literaria; animándolo  y estimulando que escriba una novela sobre la vida de dos estilos de  familia diametralmente contrapuestas.  Pero  llegara un instante  donde circunstancias ,las condiciones se modifiquen  y donde manipulación  realidad y ficción se entremezclaran de tal manera que llegara a confundir a todos… 

La extraña y perniciosa  relación que se crea entre profesor y alumno proporcionarán un guión profundo, ágil, inquietante, difícil ;  asaltando gradualmente todo un abanico pleno de géneros atravesando por la comedia, cruzando el umbral del drama  y  rebasando el aroma del  misterio  al más puro  estilo del maestro Hitchcock de manera atractiva.


 Asimismo el  film se ampara asimismo por la soberbia  y lucida representación de cada uno de sus actores, empezando por el profesor encarnado por Fabrice Luchini  , continuado por el adolescente Ernst Umhauer  y  por siempre bella presencia de la  eficaz Kristin Scott Thomas.  Ingredientes más que suficiente para atrapar tan solo de entrada al público exigente de buen cine tal como lo ha hecho en cada uno de los  certámenes donde se  ha estrenado.

El cine francés se encuentra más vivo que nunca, en perfecto estado,  persistentemente con un denominador común en todas ellas,  la originalidad y la creatividad permanecen por encima de  todo,  radicalmente  en contraposición del actual cine americano donde  impera las adaptaciones, remakes y secuelas.  Tú decides, pero yo  por nada del mundo me la perdería. E la recomendación Mcfly de la semana. Mira su tráiler.



                      


1 comentario:

bonitomundodecolor dijo...

Yo también fui a ver este fin de semana “En la casa / Dans la maison”, me pareció brillante, una obra maestra del cineasta francés “François Ozon”, sacada de la obra de “Juan Mayorga”, cuya novela es un relato inteligente que sirve de ejemplo de creación literaria. (…) Siguiendo tus entradas McFly, he observado que hace poco también comentaste “El ladrón de palabras”, uniendo en tus entradas literatura, arte, fotografía, cine, música, en fin todo ello encajado con gran sincronía, que emociona, ilumina y me da vida, dándome la posibilidad de imaginarme un mundo mejor y eso no lo consigue cualquiera. ¡Hasta pronto McFly! ;- *)