martes, 18 de diciembre de 2012

Globos de Oro (II):Taylor Swift. Los juegos del hambre

                    
Buenos días divaneros, proseguimos en nuestra placentera consulta por ir desvelando  cada una de las canciones que optan a los próximos  globos de oro.  La pasada semana os mostramos la primera de ellas; una balada profunda, amarga y melódica de la mano del rockero Jon Bon Jovi. Hoy  las puertas del diván vuelven abrirse para Taylor Swift, que ya hace unas semanas pudimos disfrutar en nuestras páginas de uno de sus temas con motivo de su presentación de su disco “RED”. 
Taylor Swift aporta su granito de arena con su melódica  voz en la banda sonora de  la taquillera película de ciencia ficción apocalíptica  “Los juegos del  hambre”, adaptación de la  primera novela de la trilogía  escrita por  Suzanne Collins del mismo nombre  (película que  a lo largo del 2013  verá a la luz su esperada secuela) . El tema como  la del anterior día vuelve a proyectar una  esencia decadente, triste, amarga, algo que  visto  lo visto se lleva mucho en esta próxima gala, al  menos  por lo que vamos descubriendo.    La canción  lleva por  nombre “Safe & Sounds”, y  yo no la descartaría del todo por  mucho que en ocasiones puede resultar algo  monótona ( a mi juicio), pero la estrella de la cantante, autentica coleccionista de colocar  números  unos en las listas  de medio mundo  y recolectora de la  gran mayoría de premios que se entregan en  los últimos años  hacen  que la tengamos en consideración como posible ganadora.  Sin duda se trata de una de  las niñas mimadas de la  música teniendo en el country su  autentica bandera.



Los juegos del hambre es de esas películas que te sorprenden, de las que no esperas gran cosa y al final del metraje han conseguido despertar  tu atención.  Se trata de una audaz crítica política y  social de nuestros  tiempos vertida en una demoledora fabula futurista de supervivencia, inquietante, emocionante, ágil, dinámica sin dejar de lado el lado romántico que tanto vende en las franquicias de Hollywood.

Nos vemos en el próximo post.

                          


No hay comentarios: