viernes, 14 de marzo de 2014

UNA VELADA CON LA LUNA


Tik Tak Tik tak, el minutero y el segundero del reloj que un día me regalo mi padre hace ya unas cuantas y frías navidades me indican, que el tiempo corre mas deprisa de lo que en un principio podía imaginar . Tik tak tik tak,este simple y común sonido que la inmensa mayoría de las veces pasa totalmente desapercibido a causa principalmente de las puñeteras prisas creadas por la sociedad en la que vivimos ,al igual que de otros pequeños detalles de esta inmensa vida que tendrían que tener mas protagonismo y  ser redescubiertas por todos nosotros y que pasan por nuestro lado  como si no existieran de manera injusta.

Tik Tak,tik, tak este sonido que para mi he de reconocer ha sido un verdadero incordio ha sido amargamente  una de mis pocas compañeras de viaje desde finales de noviembre, pero hoy es diferente, hoy me indican que estamos acercándonos al fin de semana, y es que el sábado  está a la vuelta de la esquina, tik tak...y hoy le grito a la  vida que : QUIERO CONOCERTE!

... Y por inaudito que parezca es la  primera vez desde que empezó el 2014 que se me han  pasado los días como si de una carrera de 100 km lisos se tratará, ¿porque será?. Para  entenderlo tenéis que hacer una regresión conmigo.

Cierro los ojos, y remuevo interiormente mi alma  y mi ser  hasta sentir que caigo en el mas hondo vació de tranquilidad, mi cuerpo se relaja del todo, queda en calma y es ese preciso instante cuando mentalmente pinto en mi memoria  un elegante restaurante de un céntrico barrio de Barcelona , pongamos que lleva por nombre: Flamant . Y  que con mi singular paleta de pinturas y con todo su arsenal de colores me desplazo hasta ahí  para colorear una entrañable y mágica noche.   De fondo aun consigo  apreciar la suave musiqueta de las manecillas del reloj de mi muñeca haciendo su particular sprint final, tik Tak Tik Tak,  lo  que indica que aun necesito concentrarme aun mas para poder tocar y sentir con la lema de mis dedos el pasado no tan pasado ,
Ya que tengo mi paleta de pinturas en mi mente, hago combinar los colores suaves como el azul y blanco con detalles negros  para pintar un impresionante y elegante salón de diseño con sus engalanadas mesas; el local esta repleto, a rebosar, no cabe ni un alfiler, difícil será conseguir mesa sin reserva.  Los camareros con apariencia y rasgos filipinos atienden amablemente cada una de las mesas,  y de repente , como por arte de magia, me veo sentado en una de ellas de la que mas tarde observaré que se trata de la numero 28, un detalle sin importancia, sino fuera porque ahí y delante de mi estaba ELLA . Toda una cita con la mismísima LUNA.


Ella, como no, increíble, jamás olvidaré su imagen, su belleza, su porte, su candidez y dulzura, toda una muñequita de porcelana. Bien Elegante pero informal, con americana ( si se la saca seguro que luce una esplendida espalda al descubierto de quitar el hipo), y tejanos a juego con unos bonitos altos tacones negros para realzar aun más si cabe su figura. Todo  un regalo que nunca pedí, es más por mi mente pensé que  era la porción de cielo que jamas merecí, todos mis anhelos se habían cumplido en ella. Tras tanto años de intentos de quedar y  de convertirse con el transcurso de los días, meses y años en mi tenaz, traviesa y juguetona confidente de mis noches como en mi alegre, inquieta y sincera cómplice !ahí estaba ella!. Aún recuerdo como si fuera ayer  cuando le hablaba tímidamente bajando mi mirada avergonzado desde la calle, desde el tren, el balcón o desde mi oscura habitación con la ventana abierta. ! Uy si me  viera el rey SOL!, sin duda me mandaría una fuerte ráfaga de fuego para liquidarme  de inmediato seguro que se quemaría de celos.

Al rato,  decidí mirar minuciosamente la carta, pues algo teníamos que cenar, no nos íbamos a alimentar de miradas únicamente, ¿ no? . Así que me decante por un apetitoso  risotto cremoso de gorgonzola y chipirones a la andaluza, francamente  delicioso; mientras que ella eligió unos exquisitos  escalopines de salmón micuit con manzana ácida,espárragos trigueros y tomate a la soja y lima, se nota que es coqueta , que quiere cuidar su fina y esbelta  figura para  brillar como todas las noches nos regala y envolvernos en su bella y mágica esencia. Mientras la hablo uno piensa  !lo que daria por perderme en ella y ser envuelto por todo lo que eres tú!

Las horas fueron cayendo a base  risas, charlas,y bromas mientras íbamos  brindando con un vino afrutado para que esa noche  se repita lo antes posible. Si no me falla  y confió en ella (quiero pensar que no me  fallará) el Sábado noche en algún japones de la ciudad  y así el poder  volver a vislumbrar y disfrutar de los ojos de la luna  que brillan  e irradian el firmamento, como nadie,  unos ojos tan ..en los que podía contemplar reflejada mi mirada.

Hoy bendigo que eligiera alumbrar mi pequeña ventana para así poder encontrarla, daría media vida por volverte a ver  y recuperar el tiempo que se me escapo, y brindar con esa que es mi "amiga" LA LUNA.

Eres el regalo que nunca pedí

Os regalo con una intensa balada de Leona Lewis que estoy seguro que os atrapará tanto bajo la luz de la luna como bajo los rayos del sol . disfrutarla!!!

               

3 comentarios:

bbonitomundodecolor dijo...


Quisiera ser tu amiga como esa luna, entrando por la ventana, tumbándome a tu lado en tu sofá McFlay, y de esta forma poder estar un rato juntos, acompañándote en esas aventuras maravillosas, leyendo tus relatos y descifrando tus pensamientos, que tan bien me lo haces pasar y nunca olvidaré (…) ese SÍ es el regalo que yo te pido. Un beso y hasta pronto. ;- *)

Anónimo dijo...


Que canción cantada por Leona Lewis, más especial, nos has puesto hoy McFlay, será su letra un reflejo de tu estado emocional. Como ella quieres escapar de alguna jaula y volar… Saludos Escéptico. :- /

Anónimo dijo...


Que linda entrada McFly, sabe a agua clara, me haces soñar con el amor eterno de la luna, que solo puede ver por un instante a su amor, el sol. Enhorabuena por tu blog, te mando un beso junto, la flor más hermosa del jardín de mi corazón… Eva.