miércoles, 25 de junio de 2014

5 años sin magia, 5 años sin MICHAEL JACKSON


 
Hay artistas que alivian las heridas, hay artistas que dan luz a la vida. Hoy 5 años después de tu desaparición, quiero llamarlo así, mi terca cabeza quiere pensar que sigues por ahí, retirado, riéndote de todo y de todos.  Viendo como los que te dejaron caer, ahora valoran todo ese gran legado de música, de arte, de baile que nos regalaste, y que ahora te han tenido que perder para volver a admirar e idolatrar. Mientras, los que jamás dejamos de creer no desistimos, renunciamos, ni abandonamos la idea de soñar con que aparezcas a lo grande, con algún golpe de efecto.  Con un as en la manga, uno de aquellos con los que habitualmente asombrabas, al son de tus galácticos pasos de baile, volviendo a poner patas arriba al mundo entero. Somos miles los que te recordamos con una sonrisa en nuestro rostro,  sin perder el ritmo, bailando en tu honor con cada una de las canciones que suenan a lo largo del día ya sean tuyas o de otros.
Hoy 5 años ya de aquel lejano pero cercano, 25 de junio de 2009, fecha que a muchos nos  lastimo, revolvió y desveló tan trágica noticia. Tu música nos unió, nos enseñaste a creer, a luchar y que en nuestro camino hay que saber amar. Esa música que es parte de nuestra extensa y particular banda sonora.  Recuerdo que aquella noche miré al cielo y lloré al cielo transitando por mi vida con cada una de tus solemnes canciones, devorándolas nuevamente de principio a fin, en mi triste soledad, fuiste calma en mi sufrir y mi sonrisa en mi alegría, imposible de olvidar.  Si cierro los ojos en esta noche vacía, me vienen muchas imágenes a la mente, desde la tan tarareada “We are the world”, al paso “moonwalk” en la entrega de premios de los grammys en los ochenta, al recuerdo de ese fabuloso concierto que  disfrutamos tanto mi padre y yo en Barcelona en el magistral show del “Dangerous Tour”. Y ahora…ahora te imagino de negro, con tu característico sombrero, tus calcetines blancos, tu emblemático guante, clicando los dedos, para empezar a regalarnos luz, magia y así bailar al son de la sugerente “Billie Jean”. Encendiéndose los focos uno a uno ansiando seguir tu estela, alumbrando con tu magia el escenario de algún lugar para que algún privilegiado pueda deleitarse con tu brillo.  Eres la estrella que todos perdimos  aquel 25 de junio de hace  5 años, pero que nunca morirá. Oír una de tus grandes canciones es perfecto para aliviar las heridas y engrandecer el día. 5 años de tu despedida, todo un castigo para la música, 5 años que tu leyenda sigue intacta y que no cesa de crecer.
Para nosotros los de siempre, los que jamás dejamos de ponernos el guante, el sombrero, y los calcetines blancos nunca morirás.  Ha sido una despedida, entre suspiros mientras  miramos al cielo para ver que hay estrellas que brillan incluso cuando están en silencio. ¿Tal vez te encontraremos alguna vez? Quizás en algún restaurante, en algún chiringuito, o tal vez en el cielo, quien sabe…tu sombra sigue aquí, tu recuerdo vivo está. Pero dime ¿cómo le explicamos a la música, falta de talentos, tu adiós?, un adiós que sabe a soledad, ¿como le explicamos a la música que no cesa de llorar, tu perdida, tu despedida?
                                              

sábado, 21 de junio de 2014

#BEAUTIFUL Streaptease


Allí estaba ella, enfrente de mí. Únicamente podía entrever la sombra de su silueta. Estaba todo a oscuras, mi intuición me hacía adivinar que se encontraba a tan solo muy pocos pasos de mí.  Sentado desde mi nuevo, agradable y esponjoso puf granate, podía apreciar desde esta corta distancia una figura esbelta que empezaba a zarandearse de manera provocativa y sensual ante mi intensa e penetrante mirada al ritmo del sonido de un acelerado corazón.
Se volvió hacia mí y me miró con  la picardía suficiente con sus tremendos ojos verdes claros como parar el mundo en un santi amen, haciéndome sentir que podía volar. Al tiempo que unas pequeñas velas que la cortejaban empezaban lentamente a iluminar una a una, como por arte de magia, como mar inquieto, como mar en calma, como si se tratase de incitantes, tentadoras y sugerentes bailarinas en una gran ola de mar surfeando inmersos en una provocativa  e intensa coreografía donde incluso el mismísimo fuego podría apagarse y acabar chamuscados. Mientras,ella a lo suyo, aislándose de todo lo demás, se sentía la protagonista absoluta de la función, de mi función única y privada, calmando la sed de mi fantasía. En un abrir y cerrar de ojos se convirtió en la dueña del tiempo que conquistaba y conseguía detener mi pensamiento hasta entonces tan lleno de paz. La tenue luz de aquellas  velas , me permitían ahora si contemplarla mucho mejor. Bien conjuntada, ataviada con una americana  blanca, una corbata negra  que iba a juego con una finísima blusa clara que permitía intuir todos sus encantos, (bueno dos de ellos), y  un pantalón blanco de vestir ajustado a juego de unos bonitos zapatos de aguja.
Sin dejar de mirarme fijamente, alzó sus manos, lentamente hasta tocarse la nuca, retirando su larga cabellera castaña, apreciando ella misma el agudo y creciente desconcierto provocado  por el calor que trasladaba por toda la habitación, por cada una de los cuatro rincones de la cada vez más acalorada habitación roja. Su pelo, una vez liberado de sus manos se poso mansamente y de manera noble sobre sus admirables hombros.
Con un ritmo certero y preciso al son de la insinuante y elegante música de la canción #beautiful, fue desprendiéndose de sus zapatos negros de aguja, sin perder por un momento ni su seriedad y decencia, ni mucho menos su sonrisa, ni por complicado que parezca sin perder en momento alguno su equilibrio. Su americana blanca, ya al vuelo se aliaba  perfectamente con su corbata negra, que se  fue despojando con la mano derecha sin prisas ni tirones súbitos, con una maestría pasmosa, que parecía que no le fuera de nuevas. Me subía la presión al son que le pedía un beso, pero nada, no había manera de obtenerlo.   Su respuesta, fue  su aparente rechazo, dándome la espalda mientras se iba quitando el pantalón mansamente dejándola deslizar por su fina piel, para finalizar tirándomelos con maestría a  dos centímetros de mi corto suspirar .  La música le hacia desenvolverse de la manera mas traviesa. Boquiabierto yo, desinibida ella, menuda combinacíon , no dejaba de morderse el dedo índice para acabar de caldear aún más y más si cabe el ambiente, señal inequívoca que se fue quitando el disfraz de niña buena que desde el primer día dijo tener. Tan cerca de su piel y sin poder tocarla.

No dejéis de pasar por la consulta , ya ves que esto siempre es un festival y todo puede suceder. Os dejo por la que es para mi la canción del momento de lo mejor del año. el regreso de la  gran voz de Mariah Carey - #Beautiful a dúo con Miguel

              

martes, 17 de junio de 2014

Esas pequeñas cosas que dejamos atras. HOLIDAYS


Ya hace dos semanas que acabó lo nuestro, y desde entonces no sé de ti, es más me duele aceptar que ya no estás conmigo. Volví  nuevamente a ese lugar, en aquella cuchitril cafetería de plaza Catalunya en tu búsqueda, con los brazos abiertos y con la mayor de las ilusiones. Hoy si está desbordada de gente, los camareros no dan abasto, no como aquella triste tarde de sábado lluvioso en la que partiste en dos mi corazón donde casi estábamos en familia.  Rememoré aquel instante corto, conciso, en el que no te falto valor alguno para dar media vuelta y alejarte sin mediar palabra de la manera más cobarde sin darme una mínima explicación.  Perdona por escribirte y por intentar sacarte de mi mente, Iluso de mi, pensé que estarías ahí sentada apoyada en la mesa, sin tomar nada, ni    ni café, pero ahí, te suponía esperando para regresar junto a mí, pero ¡no!, pero entiéndelo no podía dejar de pensar en ti, esperaba que cumplieras mi sueño, mi deseo, que te quedases junto a mí, pero debo de olvidarte y  lo mejor que puedo hacer es dejarte marchar .
 Por  mucho que medite, reflexione y madure aún no entiendo  que extraña razón aconteció, ni que hizo decidirnos entrar en ese frio, desangelado local de diseño del que sería nuestra última cita y nuestro último cappuccino juntos. El final  lo tenías bien premeditado o ¿tan solo surgió de repente? Quizás, debí darme cuenta en como apartabas la mirada para alejarte de mí.  No me digas que estaba escrito en el universo, porque sé que no, pero visto así suena poético,  pero que conste que despertaste la peor versión de mi, lleno de rabia, dolor e impotencia.  Pero ok, creeré que es cosa del destino, no quiero comerme más la cabeza, será menos doloroso.  No me negarás que podrías haber encontrado un lugar más acorde a nosotros para materializar el trance, con mas luz, menos tenue, sin tantas sombras,  con más encanto, y haber actuado con más tacto, con algo más de estilo y respeto, ese respeto que nos fuimos ganando con los años. En mi mente no ha dejado de  resonar constantemente una de las tantas canciones que me tarareabas a pleno pulmón bajito y al oído.  Y como esa melodía, triste y desgarradora,  tu pérdida me dejó muerto y sin fe, me dolió tanto que me quebré durante aquella semana, ya no queda nada entre tú y yo.   Necesitaba escribirte  y desahogarme pues debí darme cuenta que llegados a este punto me abrazarías con puñales, jugaste a ser una mentirosa, traicionera, sin  duda para esto más vale vivir solo. Vete, pero  dime ¿recuerdas las noches de amor que nos dimos?.  
Este sentimiento me ha asfixiado lentamente durante esos días, ha sido cruel este adiós, casi sin mediar palabra, llegaste a mi iluminando, canturreando, entonando  canciones,  eras mi propio reflejo, cuando yo reía tu sonreías, cuando  yo estaba  chof  tu me alentabas con alguna bella palabra llena de ritmo buscando mi equilibro ante los problemas y las ilusiones que la vida me deparaba. Me has visto  enamorarme, emocionarme, whatsapear, estudiar, trabajar, llorar y sufrir. Eras sencillamente mi esencia mi centro, mi senda, mi camino, me acompañaste en mil aventuras, en mil episodios, en mil incidentes, descubrimos miles de km por toda España, incluso me acompañaste en algún mágico viaje por  Europa,  y por eso siempre te recordaré con una sonrisa, pero…déjame!, es tu decisión y la respeto, pero como siempre digo; la vida no tiene razón ni sentido
No puedo seguir esperándote, no te esperaré, me voy, es mas empiezo a sentir el calor, la chispa y la magia de otra. Si, más joven, más esbelta, nos estamos conociendo, pero ya tiene captada mi total atención, no sé si más alegre, pero si que me canta  nuevas  canciones que ni conocía y  eso que si hubiera sido por mi  hubiera ido de tu mano, pero me marcho en paz.  
Así que mi querida Sony Mp4, espero que seas feliz y aportes alegría  y  magia a quien te abrace, a quien le cantes, a quien te escuche, espero que el listado de canciones sea tan bueno como el que compartías conmigo,  pero eso si jamás rebeles cada uno de nuestros íntimos secretos, cuando suspires y me recuerdes, son nuestras historias y ahí quedarán.
Hoy soy yo que te dedica una  canción ideal para este verano que se acerca, espero que donde estés que la disfrutes y no dejes de silbarla ni bailarla. Pero tú , eso si, vete, sin mirar atrás, mientras me  iré  preguntando qué fue de ti. Nos vemos!!
              

domingo, 15 de junio de 2014

El vagón numero 7; The Ceiling


Chirriaron los frenos del transiberiano , el tren de las 8.30 dirección Pekín y la maquina se fue deteniendo de golpe. El vagón numero 7 de los 12 que conformaba el aparato se encontraba  medio vacío, las luces se fueron apagando de manera intermitente, dejando un ambiente apagado, sombrío y  tenso
. Los pocos pasajeros que se encontraban  tenían  cara de intimidados, acobardados e sobresaltados. La estridencia y la súbita sacudida despertaron al instante a  una cándida a la vez que reservada y vivaz chica rubia, que dormía sentada en el compartimento derecho del tren. Las maletas, y otros muchos objetos se vinieron abajo, provocando un autentico caos y alboroto en el vagón, una estampa propia a ser retratada en las modernas redes actuales de instagram, que  evidentemente algún avispado clicó para hacérsela rápidamente suya.


Yo estaba hasta ese instante plácidamente whatsapeando con mis amigos sobre mis lances y acontecimientos por el extranjero sin dejar de mirar de reojo a una rubiales que estaba sentada adormecida frente a mí, se me hacía familiar.  Desde que la vi subir en la estación de Moscú, quede prendado de su mirada, y de su fina elegancia femenina; se dejaba entrever risueña, con chispa y magia, era ella pero sin ser ella. Mientras escribía a los colegas, mi cabeza estaba buscando mil excusas para verla, y hablarla,  aunque  fuera un segundo.


  El desconcierto propició que de repente me alzara de mi butaca,  tan solo estaba situado dos ringleras por detrás de ella lo que me permitió observar como algo se le caía del asiento contiguo donde ella amontonaba alguna de sus pertinencias. Sin madurarlo del todo, me levanté para recogerlo, se trataba de  un gran  libro de suspense desperdigado en el suelo a causa del súbito frenazo. Ella confundida por el ruido desempeño el vidrio de la ventanilla que tenía a mano derecha para indagar que sucedía;  sus ojos únicamente podían lograr contemplar el desangelado entorno de las frías tierras de oslo. Como mucho pudo apreciar y distinguir algún árbol y arbusto ataviado de nieve, y todo un desierto de color blanco propiciado  por una  descomunal tormenta que inundaba todo el paisaje de un blanquecino más propio de una estampa navideña que de unos días veraniegos.  En ese intervalo gentilmente algo exacerbado me abalance sobre ella:


-perdona! Creo que esto es suyo (– que tonto y que absurdo que me sentía)


_ oh si! gracias (con mirada de agradecida y una sonrisa de interés se aparto de la ventanilla  y se fue  quitando los cascos de su mp4 de la orejas)


_ “El psicoanalista”, Un gran libro, buen  gusto, sin duda pasará grandes momentos de tensión, y horas de enganche- le largue

_  Eso espero, aun no he tenido ocasión de leerlo, pero espero que me mantenga distraída igual que el último que pasó por mis manos que me entretuvo el verano pasado, la última novela escrita por Joël Dicker.

-Entiendo, ( fue lo único que salió de mi boca al tiempo que ambos reíamos )


Cada una de sus palabras suaves tenía un efecto sorprendente, cuando habla llena  todo de verdad, y hace que me olvide de las cosas al reírnos de nada.
Por un momento tuve que agacharle mi mirada, la timidez se apoderaba de mi cuerpo, ¡y ahora que le  digo! Me preguntaba.  Quería robarle más conversaciones  y carcajadas con ella. En ese instante el tren emprendió nuevamente a deslizarse sobre las vías, haciendo sonar con estruendo el silbato del vagón cosa que me hizo volver en sí.
Y no es posible explicar que no hice nada, en todo el tiempo que pasó todo este desbarajuste. Pues aun estoy aquí frente a ella, buscando mil y una excusas. El libro continua en el suelo, ella con sus cascos escuchando seguramente algún grupo desconocido por mí, sin saber ni tan siquiera de mi existencia  y yo a unos pocos metros con ganas de conocerla y es que mi cabeza  vislumbro toda esa escena que me hubiera gustado  tener con aquella otra rubia que me debía tanto un zumo como un sabroso bocadillo frente al mar y que  nunca se atrevió a confiar en darme la mano para tener una atractiva amistad. A veces los miedos pueden lastimar y  generar una inmensa inseguridad que nos convierten en viajeros, sin destino, sin camino, desorientados que nos privan y separan de personas. Hay que abrir la puerta siempre, y dejarse ilusionar antes que preferiblemente llorar y sufrir; es mejor remolcar y dejarse envolver por las risas y disfrutar de conversaciones que siempre se convierten en excusas para generar autenticas fiestas de noche y de día, pues eso, aunque parece algo bien común no es tan sencillo disfrutarlas, las nuestras salvo que lo flipe están repletas de complicidad, alegría  y de gansadas. El camino sencillo y de cobardes cuando alguien esta chof suele ser la de cerrar de golpe la amistad, gran fallo si cuando se necesita es activar las baterías y energías en modo positivo y nada mejor que con se puede gansear así como si nada, de manera espontanea  y natural. Abre los ojos , abre los sentidos, así  es como se verá el cielo, el mar, las estrellas, el tren , el viajero, la maleta, el libro, el horizonte, el camino, la magia, la chispa , la amistad, y  todo lo que  te propongas !!

Os dejo con The ceiling un tema de “The Wild Feathers” que llevo todo el día incorporado a mis oídos mediante mi mp4 espero que os guste.
               
            

viernes, 13 de junio de 2014

una noche de verano




Te encontré a pesar de toda esa mansalva de gente,

Te escuché a pesar de todo ese alud de ruido,

Tropecé frente a tu viva y clara mirada desenredada.

Te encontré en el último suspiro de mi aliento.

Y te sentí que ya te conocía…Que acabe por sonreír! mientras nos regalábamos 5 minutos.



Acortamos la distancia de nuestros labios

Con suaves  Besos, caricias, promesas, palabras, planes, tonterías, cafés, saltos.

Sin decirnos nada.

Sin quererlo

Sin pensarlo

Sin esperarlo, mientras la luna menguaba al son del baile de fuegos artificios.

 cada momento lo hacíamos especial con lo que acortábamos el tiempo.

hasta el punto de decirnos que no olvidaríamos la fecha 



Tocamos el paraíso entre nuestros dedos, besando el lunar de tu sensual tatuaje.

Tocamos el cielo con las palabras, sintiendo el gemir de tus jadeos,

Encontramos un refugio a la fantasía, teniendo el calor entre las manos,

incendiado las suaves sabanas mientras nos enredábamos entre abrazos.

Todo un abanico de sensaciones, emociones y sacudidas,

 sin normas, sin obligaciones ni compromiso pero inundado de respeto.

 

Y pasaron los días, y llegaron los Cristales rotos,

una voz desgarrada que detona un frágil “espera por favor”

 y  un Silencio que estalla en una habitación con suave aroma a rojizo.




Había llegado el día que ya ni te dolía

Perdí tu amistad  por no concebir lo que deseaste

te alejaste por no atender mis razones

Y mientras  dabas el portazo se dibujo en el aire un cruel adiós.

rompiendo los planes veraniegos de diversión, locura, fiesta, que apenas comenzaban a trazar dos

simples amigos, dos buenos amigos.



El miedo por sentir fue mas fuerte que el querer cuidar al amigo y hablarlo,

Corriste por cobardía,

decidiste perderme por orgullo

y enmarañar tu mente sin mirar atrás

sin  reflexionar, sin querer entender

montando una película sin nadie que dirigiera tu fuerte y en ese instante absurdo carácter.

 Dejando escapar lo que realmente significa  la palabra AMISTAD,

y todo por ese estúpido miedo a sentir

 por inesperado, por hacerte agua y por hacerte viento, de la nada

 por aparecer de repente, por sorprenderte, en vez de confiar en el amigo

y todo por darnos todo y darnos nada.

ese que te  regalo mi amistad  sin condición para que te quedarás como colega!




Lastimado  me iba caminando en el frio

sintiendo que ya no soy una prioridad

en un abrir y cerrar de ojos,

de la noche a la mañana.

Y  ahora espero algunos días para ver  si lo que te dí para ti fue suficiente

 como para repetir querer  volver quedar conmigo.

A veces las cosas suceden tan rápido

que casi no hay tiempo para las cosas que importan

como sentarse , hablar , comprender, conversar alrededor de un  GinTonic y fortalecer la amistad.

y no hacer sentir al otro con  intensidad , como golpea y retumba en su interior la palabra OLVIDO. 



Dejaste en el dormitorio historias ocultas,

Historias precintadas aun por empezar,

Alegrías por descubrir, gritos por sufrir y saltos que digerir por las calles de la ciudad.

Dejaste  el café caliente oliendo a soledad en la mesa de alguna cafeteria ,

Olvidando en ellas,  frases  y palabras  sin empezar ,

risas por contagiar, y besos por desenvolver.



Todo porque  te cambié la medida  de lo que significa la palabra:  tiempo.

Si no quisieras dar una vista atrás y reconducir  se perdería el sentido de la amistad, la confianza.  

Y hoy mirando por mi ventana con mi copa de vino con la luna delante

te imagino saltando, sonrio y te miro por las calles buscando amaneceres, pero...

de repente uno es NADA, si  no te hubiera tocado la  fibra, si hubiera sido aquel cabrón que desdibujaste 


aquella fecha señalada de terror  seguro que sería un TODO.

 pero como la fibra se estremeció y sentiste lo fácil es  dar largas y decir ADIOS
              

jueves, 12 de junio de 2014

Cuento de niños: DALE CAMPÉON

 
De pequeño al irme a dormir y mientras me iba quedando somnoliento escuchando de fondo el sonido de los coches y el griterío de la gente en la  calle, me dejaba envolver por los sueños más seductores para un renacuajo que no llegaba a los 5 años de edad, ni tan siquiera al metro y  medio de altura. El sonido de la calle se iba fundiendo mansamente al del sonido de la tribuna y gradería de futbol con miles de fervientes hinchas que inundaba mis fantasías, esperando  con ansías que empezará un apasionante partido de fútbol, mi partido de fútbol. Y es que desde muy chico siempre imaginé y fantaseé con saltar a los terrenos de juego y  manejar el balón como lo hacen los Messi, Rooney, Iniesta , Neymar de nuestros tiempos, o los Laudrup, Lineker, Pele, Ronaldinho de antaño. Me veía calentándome en el rectángulo de juego dando unos toques con la pierna derecha para luego  acto seguido pasarla ágilmente y con extrema suavidad al pie izquierdo sin dejarla caer al suelo para a continuación como un malabarista dar otros tantos  toques con la cabeza deslizándola por la espalda, en fin que el dominio era total y preparado para asaltar mi partido.
El ambiente era espectacular, en el mejor de los escenarios, en ocasiones era en uno de los templos de Brasil en Maracaná, otras era en el Estadio Azteca de México y en incontables ocasiones en el nou camp de Barcelona. En ninguno de ellos cabía ni un alfiler, las banderas engalanando y cubriendo las gradas, canticos salidos desde lo más adentro del corazón  que retumban en modo acapella en mi oído para respaldar al equipo.  Y todo ello bajo una intensa lluvia,( la lluvia no puede faltar) lo hacía mucho mas épico, más grandioso, y porque no, mucho más poético. De noche, con la luna como gran espectadora de lujo, siendo desplazada tenuemente en esta ocasión por el reflejo de los potentes focos prendidos que alumbran el terreno de juego por completo en busca de enfocar un buen espectáculo deportivo ( inconscientemente mientras duermo, sospecho que me iría palpando y acariciando la rodilla por algún arañazo u moretón de alguna de mis tantas caídas en el patio del colegio al querer recrear alguna de esas jugadas  y driblings que  todos  tenemos en mente, para marcar el gol de la victoria ante los compañeros de colegio)
Ahí estoy yo, enfundado con mi elástica azulgrana, gozando de la ilusión del momento enfrente tengo a los mejores futbolistas del planeta, anonadado,  alentado e ilusionado por estar jugando, lo que para mi si es el “partido del siglo” lo que hace que no perciba  la intensa lluvia.

La lluvia sigue implacable. Aunque eso a la gente no le importa demasiado. Los aficionados continúan jadeando sin cesar. Falta algo menos de cinco minutos para finalizar el partido. Y llega el momento cumbre,  ( era mi sueño, y como en todos mis sueños siempre pasa lo mejor, que para eso son suelos, ¿no?) , marco el gol de la  victoria, un zurdazo potente que entra por toda la escuadra. Las banderas al viento en las gradas empezaban a bailar, los aficionados no cesan de gritar, Los amigos y compañeros se abrazan, y alzamos la copa!!!
La noche está llegando a su fin, la lluvia va mermando, hasta parece que quiere salir el sol tras el pitido final  que es cuando de inmediato suena el despertador y  el chiquillo debía de volver a pensar en un nuevo día escolar.
 

33 años después, mis sueños son bien diferentes, no hay fútbol, pero si miles de historias, problemas, magia y ilusiones en ellos. Y  es que hoy empieza el mundial de fútbol, de Brasil 2014;  un mundial con muchas ausencias, y que se presenta bastante aburrido, pero eso es lo de menos. Y es que aunque parezca algo banal, la verdad es que el fútbol también sirve  para encontrarnos con viejos amigos, con nuevos colegas y a veces con gente o compañeros que hace tiempo no vemos. Una excusa como cualquier otra de sentarnos alrededor de una TV, para hablar, reir, hacer el loco, aunque luego el partido se quede en un segundo plano.
Mi primer recuerdo de un mundial es una imagen de la paloma de la paz recreada por ciento de personas  sobre el césped del nou camp en el día de la inauguración  por el año 82, la época del mítico naranjito. Ideal para exprimirlo y hacernos un zumo, y yo te pregunto a ti: quedamos  y ¿nos hacemos un zumo mientras reímos?

Os dejo con dos canciones, una del mundial a cargo de Shakira y otra de mi propia cosecha diaria interpretada por Bryce Vine. DALE CAMPEÓN , DALE CAMPÉON
           

           

miércoles, 11 de junio de 2014

Cuento de noche. Something in the W@ter


 
Sosegado y reposado sobre la fina arena de la playa de Premia de Mar, acabo de acomodarme  sobre mi toalla, cerca de la orilla de mar, en primera fila, escuchando la apacigua calma tan solo rota por el estruendo del fuerte golpear de las olas, ante las rocas que emergen bajo el agua me hacen voltear de repente.  Se podría decir que la costa es enteramente mía a estas horas de la madrugada si no fuera por el fino sonido de la alegría de los pescadores al recoger con el rodillo de la caña de pescar cada uno de los peces que van capturando, bajo la atenta mirada  de la luna.  Al otro lado, a mi izquierda, al horizonte, veo un pequeño grupo de jóvenes prender una creciente hoguera para dorar algunos de los pececillos atrapados por estos intrépidos  forajidos del mar y de paso, porque no, combatir la pequeña  brisa fresca que empieza a levantarse en este pequeño pueblo del Maresma.  
Yo en cambio, estoy solo, únicamente  acompañado de mi caña de pescar, una  bolsa de tela negra donde llevo un sabroso y exquisito bocadillo de lomo ,queso y cebolla , y de mi Iphone, que ilumina intermitentemente mi rostro al paso de cada una de las canciones que me custodia en esta intensa noche o al leer algún esporádico whatsapp que me llega.
En este instante tengo la sensación de ser un auténtico desconocido para el paisaje, para los pájaros, los gusanos o los pescadores que felizmente hacen su trabajo; me siento como aquella carta anónima que encontramos sin firma, sin remitente,  descolocado, en fin, en desventaja. Pero no así para la luna que nuevamente me acompaña en mis desdichas y me ve a solas quitándome la rabia, la pena, la angustia y la desconfianza de la vida, y que observa sigilosa como hoy prefiero estirarme relajado en la toalla que en las sabanas de mi cama.  Alzo la mirada y de nuevo le imploro a mi amiga plateada unas pocas palabras al viento, al tiempo que se me acerca discretamente para iluminarme con destellos para que no me quede a oscuras.  Luna quiero que me quites esa pena, la angustia, luna hoy quiero que me quites aquello que sobra, quítame las incertidumbres, los dilemas, pero no me quites el mar, ni las estrellas, ni la magia, ni la alegría ni fundamentalmente tu complicidad, dame valor, grítame, que esperas de mi, que quieres de mi!!”.

A ciegas pensando entre dudas, oigo reiteradamente las olas del mar golpear bruscamente en las rocas, permaneciendo balanceando como un barco de papel a la deriva pero anclando el ambiente y cortando en seco mi alma. Aprovecho el inusitado silencio para sacudir mi cabeza cuando súbitamente te veo en sueños, sin rostro, sin mirada, pero con una chispa reconocible que me hace sonreír, te conozco a pesar de ser una gran desconocida, pero tus miedos te hacen retroceder al mar esfumándote lánguidamente un fin de semana más a pesar de darte la mano,  sin poder oír tu respiración, queriendo que me regales un minuto donde solo brilles tu y ver la luz en tu mirada.

 Estas a una distancia prudencial de mi, dentro del mar, entregándome una sonrisa y durante un minuto me regalas tu presencia,  lo aprovecho intensamente, quizás mañana no volveré a verte, y es que a veces la vida es injusta.  Suele pasar, es el  pan de cada día, es como un extraño y complejo conjuro del universo ,pero por el cual he dejado de preguntar y de buscar respuestas pero sin dejar de intentar cambiar las reglas  y las normas, sin duda se trata del principio de algo nuevo, pero evidentemente has encendido las estrellas que estaban apagadas, y si no !grita! que de momento nadie en la playa te prohíbe ni impide gritar a cielo descubierto, saca toda la rabia contenida, desahógate, y sino recuerda saca el lápiz  blanco.
Mañana la baraja de cartas seguro que nos dará una nueva oportunidad, es cuestión de que nos toque las mejores cartas y saberlas jugar, pero no dejes de subir al tren de las buenas oportunidades, y es que a veces las espinas no nos permiten ver las grandes opciones que da la vida, no seas cobarde y disfruta del momento. Mientras te esfumas buceando  yo me levanto agarrando mi caña de pescar a ver si en  esta tenebrosa noche  al igual que los compañeros, tengo suerte  y no me quedo exclusivamente con una bota rota como recompensa,  al tiempo que observo todo ese mosaico de luces que tú has encendido a lado de la luna.

Para acabar la noche  os dejo con SOMETHING IN THE WATER, un regalo en forma de canción de BROOKE FRASER, espero que os guste!!  Nos leemos

             

martes, 3 de junio de 2014

Adíos gente Toxica. pinta la vida de colores


Hoy me he despertado con una goma de borrar en mi mano derecha y toda una serie de lápices de colores escampados por mi cama para acabar de pintar la vida que más deseo que se parezca a la que quiero.  Y es que en ocasiones es un arduo trabajo complejo expresar con las palabras adecuadas lo que uno ansía y anhela, así que siempre he opinado que donde  no llegan las palabras que lleguen los dibujos y pinturas.  Y para empezar, nada mejor que borrar de un plumazo toda aquella gente molesta, tóxica que bien por falsos, pesimistas, arrogantes, envidiosos, narcisistas, cretinos o porque sencillamente se encuentran sometidos por terceras personas intentan tocarnos las narices constantemente. Una vez conseguido sacarte de encima todo ese peso, y dejar la hoja enteramente en blanco,  ya podemos proyectar lo que deseamos, no tiene que ser perfecto, pero si agradable  y grato. Puede ser diseñado bajo un fino trazo en línea recta o con inacabables curvas; como si de una montaña rusa se tratará; con líneas finas o gruesas, esto ya cada uno a su antojo, yo puestos a elegir apostaría por alguna que otra curva, hay que darle un poco de chispa, ¿no crees?, así la vida será menos aburrida y más emocionante.

Con la aparición de Internet, de las redes sociales y de las nuevas tecnologías la gente tóxica tiene un manjar de posibilidades que les permiten moverse como pez en el agua. Es la aparición de un nuevo perfil/rol al que podría  llamarse " Buscadores de miradas, egocentrismo y buscadores de reconocimiento", “cazadores de energía, de amor, de alegría ”, su principal rasgo de identidad es la pérdida de identidad”. 

El problema de compartir información a través de la red reside cuando “no hay una utilidad social, y sólo se comparte la intimidad con el objetivo de acumular las miradas de los demás. Desean que les admiren, que les aplaudan constantemente los logros o incluso tan solo desean sacar su lado depredador como meros lobos en la que buscan su presa fácil para un beneficio energético tanto social como sexual, sin dar la cara, escondidos detrás de un personaje idealizado.  Esta gente se convierte en buscadores compulsivos de autoestima, de deseabilidad social. Esto genera la ilusión de que la estima viene de la mirada de fuera hacia dentro, cuando es justo lo contrario.
 ! DA PUERTA A LA NEGATIVIDAD DE LA PERSONA TÓXICA, CUANTO ANTES LO HAGAS, ANTES VOLVERÁS A REIR, Y DÍ HOLA A LA GENTE  CON ESENCIA!

Y como lo haría un pintor, alzaría en este caso el lápiz o el pincel (depende lo que tengas tu a mano), y empezaría a colorear, y es que ya se sabe, el color es luz. Primero emplearía el azul, un color suave, armonioso, y veraniego, nada como el azul para recordarme la playa, el mar y el cielo despejado, mmmm, si incluso puedo oír el sonido del oleaje, que relajante! También habrá un poco de amarillo, que trasmita la magia, la ilusión y la radiante  felicidad a la que debemos llegar y por la que luchar todo entrelazado con una pizca de lavanda para dar algo de equilibrio, para aparentar ser algo cuerdos ( solo aparentar). Marrón como el color de la guitarra española que me trasmita esa melodía que me abrace a ti mediante las melodías de las cuerdas e indudablemente el verde, el verde de la naturaleza y de la eterna esperanza.
Y con lo que queda (violeta, rosa, naranja…), dibujaré una flor, una noche, una luna, una sonrisa y una eterna ilusión, fusionando y combinando todos los colores posibles junto al blanco y al negro para resaltar y realzar cada momento sorprendente e intenso que nos viene de aquí en adelante en la vida

Y si!... con el rojo remataremos la faena pintando nuestra esencia y dotarnos de ilusión, de pasión, amor, deseo para que no se nos olvide dejar de vivir, soñar, sentir sin perder el valor, y es que esta vida es un segundo, déjate sorprender!!! Espero haberte coloreado con mis viejos lápices  tu corazón o al menos este soleado día!! Nos leemos amigo/a, y es que  dar color hace  la vida mucho más bella! , os regalo la voz de la dulce Gabrielle Aplin!! Ríe, vive, sueña!