miércoles, 25 de junio de 2014

5 años sin magia, 5 años sin MICHAEL JACKSON


 
Hay artistas que alivian las heridas, hay artistas que dan luz a la vida. Hoy 5 años después de tu desaparición, quiero llamarlo así, mi terca cabeza quiere pensar que sigues por ahí, retirado, riéndote de todo y de todos.  Viendo como los que te dejaron caer, ahora valoran todo ese gran legado de música, de arte, de baile que nos regalaste, y que ahora te han tenido que perder para volver a admirar e idolatrar. Mientras, los que jamás dejamos de creer no desistimos, renunciamos, ni abandonamos la idea de soñar con que aparezcas a lo grande, con algún golpe de efecto.  Con un as en la manga, uno de aquellos con los que habitualmente asombrabas, al son de tus galácticos pasos de baile, volviendo a poner patas arriba al mundo entero. Somos miles los que te recordamos con una sonrisa en nuestro rostro,  sin perder el ritmo, bailando en tu honor con cada una de las canciones que suenan a lo largo del día ya sean tuyas o de otros.
Hoy 5 años ya de aquel lejano pero cercano, 25 de junio de 2009, fecha que a muchos nos  lastimo, revolvió y desveló tan trágica noticia. Tu música nos unió, nos enseñaste a creer, a luchar y que en nuestro camino hay que saber amar. Esa música que es parte de nuestra extensa y particular banda sonora.  Recuerdo que aquella noche miré al cielo y lloré al cielo transitando por mi vida con cada una de tus solemnes canciones, devorándolas nuevamente de principio a fin, en mi triste soledad, fuiste calma en mi sufrir y mi sonrisa en mi alegría, imposible de olvidar.  Si cierro los ojos en esta noche vacía, me vienen muchas imágenes a la mente, desde la tan tarareada “We are the world”, al paso “moonwalk” en la entrega de premios de los grammys en los ochenta, al recuerdo de ese fabuloso concierto que  disfrutamos tanto mi padre y yo en Barcelona en el magistral show del “Dangerous Tour”. Y ahora…ahora te imagino de negro, con tu característico sombrero, tus calcetines blancos, tu emblemático guante, clicando los dedos, para empezar a regalarnos luz, magia y así bailar al son de la sugerente “Billie Jean”. Encendiéndose los focos uno a uno ansiando seguir tu estela, alumbrando con tu magia el escenario de algún lugar para que algún privilegiado pueda deleitarse con tu brillo.  Eres la estrella que todos perdimos  aquel 25 de junio de hace  5 años, pero que nunca morirá. Oír una de tus grandes canciones es perfecto para aliviar las heridas y engrandecer el día. 5 años de tu despedida, todo un castigo para la música, 5 años que tu leyenda sigue intacta y que no cesa de crecer.
Para nosotros los de siempre, los que jamás dejamos de ponernos el guante, el sombrero, y los calcetines blancos nunca morirás.  Ha sido una despedida, entre suspiros mientras  miramos al cielo para ver que hay estrellas que brillan incluso cuando están en silencio. ¿Tal vez te encontraremos alguna vez? Quizás en algún restaurante, en algún chiringuito, o tal vez en el cielo, quien sabe…tu sombra sigue aquí, tu recuerdo vivo está. Pero dime ¿cómo le explicamos a la música, falta de talentos, tu adiós?, un adiós que sabe a soledad, ¿como le explicamos a la música que no cesa de llorar, tu perdida, tu despedida?
                                              

No hay comentarios: