sábado, 21 de junio de 2014

#BEAUTIFUL Streaptease


Allí estaba ella, enfrente de mí. Únicamente podía entrever la sombra de su silueta. Estaba todo a oscuras, mi intuición me hacía adivinar que se encontraba a tan solo muy pocos pasos de mí.  Sentado desde mi nuevo, agradable y esponjoso puf granate, podía apreciar desde esta corta distancia una figura esbelta que empezaba a zarandearse de manera provocativa y sensual ante mi intensa e penetrante mirada al ritmo del sonido de un acelerado corazón.
Se volvió hacia mí y me miró con  la picardía suficiente con sus tremendos ojos verdes claros como parar el mundo en un santi amen, haciéndome sentir que podía volar. Al tiempo que unas pequeñas velas que la cortejaban empezaban lentamente a iluminar una a una, como por arte de magia, como mar inquieto, como mar en calma, como si se tratase de incitantes, tentadoras y sugerentes bailarinas en una gran ola de mar surfeando inmersos en una provocativa  e intensa coreografía donde incluso el mismísimo fuego podría apagarse y acabar chamuscados. Mientras,ella a lo suyo, aislándose de todo lo demás, se sentía la protagonista absoluta de la función, de mi función única y privada, calmando la sed de mi fantasía. En un abrir y cerrar de ojos se convirtió en la dueña del tiempo que conquistaba y conseguía detener mi pensamiento hasta entonces tan lleno de paz. La tenue luz de aquellas  velas , me permitían ahora si contemplarla mucho mejor. Bien conjuntada, ataviada con una americana  blanca, una corbata negra  que iba a juego con una finísima blusa clara que permitía intuir todos sus encantos, (bueno dos de ellos), y  un pantalón blanco de vestir ajustado a juego de unos bonitos zapatos de aguja.
Sin dejar de mirarme fijamente, alzó sus manos, lentamente hasta tocarse la nuca, retirando su larga cabellera castaña, apreciando ella misma el agudo y creciente desconcierto provocado  por el calor que trasladaba por toda la habitación, por cada una de los cuatro rincones de la cada vez más acalorada habitación roja. Su pelo, una vez liberado de sus manos se poso mansamente y de manera noble sobre sus admirables hombros.
Con un ritmo certero y preciso al son de la insinuante y elegante música de la canción #beautiful, fue desprendiéndose de sus zapatos negros de aguja, sin perder por un momento ni su seriedad y decencia, ni mucho menos su sonrisa, ni por complicado que parezca sin perder en momento alguno su equilibrio. Su americana blanca, ya al vuelo se aliaba  perfectamente con su corbata negra, que se  fue despojando con la mano derecha sin prisas ni tirones súbitos, con una maestría pasmosa, que parecía que no le fuera de nuevas. Me subía la presión al son que le pedía un beso, pero nada, no había manera de obtenerlo.   Su respuesta, fue  su aparente rechazo, dándome la espalda mientras se iba quitando el pantalón mansamente dejándola deslizar por su fina piel, para finalizar tirándomelos con maestría a  dos centímetros de mi corto suspirar .  La música le hacia desenvolverse de la manera mas traviesa. Boquiabierto yo, desinibida ella, menuda combinacíon , no dejaba de morderse el dedo índice para acabar de caldear aún más y más si cabe el ambiente, señal inequívoca que se fue quitando el disfraz de niña buena que desde el primer día dijo tener. Tan cerca de su piel y sin poder tocarla.

No dejéis de pasar por la consulta , ya ves que esto siempre es un festival y todo puede suceder. Os dejo por la que es para mi la canción del momento de lo mejor del año. el regreso de la  gran voz de Mariah Carey - #Beautiful a dúo con Miguel

              

No hay comentarios: