martes, 23 de agosto de 2016

volar: Taste the feeling


Una mañana de estas del caluroso mes de Agosto vas a levantarte; cantando, sonriendo, mirando más allá de las nubes. Vas a desplegar tus alas, con elegancia, con firmeza con gran decisión y vas a elevarte hacia el cielo, dejando el dolor atrás, con alegría, llanto y emoción. Rompiendo las cadenas de los silencios, convirtiéndote en el mejor de tus héroes, apostando al rojo sin titubear en esta vida nueva que aprender.

Una mañana del caluroso mes de Agosto, despertarás con furia en medio del amanecer, con un nuevo sentido, un nuevo camino y un pincel en mano para teñir con color el latido de cada palpitar de tú corazón para recorrer mucho más ligero en esta nueva apuesta, sin maletas, sin equipaje , sin tiempos, sin sed que ericen la piel.

Una mañana de Agosto sentirás ser astronauta sin gravedad, sin luz, sin miedo sin temor con chispa sin frenos, con el mundo a tus pies dirigiendo el mayor de los proyectiles. Explorando con vigor el oscuro espacio sideral, deambulando resplandeciente alrededor de estrellas fugaces, atravesando el sol, atajando por la luna para llegar con sigilo y picardía a su eléctrica mirada, saqueando sus curvas, perdiéndote en cada una de sus caderas, dejándolo todo atrás y mirando enérgicamente hacía la luz, jadeando hacía la piel, hacía su sonrisa, saboreando el sabor de la vida, besando sus labios rojos como el mejor de los aires perdidos.

Una mañana de estas del caluroso mes de Agosto vas a levantarte; cantando, sonriendo, y sin esas alas con la que aprendiste a volar y robar los más ansiosos sueños, despertando sin aire.

Una mañana de estas creerás y me acompañarás.  Una mañana de estas tras las nubes, te encontraré.


Disfruta hoy martes con una de las canciones del momento de la mano de  Conrad Sewell con la privilegiada colaboración de Avicii y su Taste the feeling, del anuncio de Coca cola. Música pegadiza, música con alma. Amigo, engánchate a la vida y a sus insinuantes curvas

              

sábado, 23 de enero de 2016

El universo de la Música

La vibra de la música hace que la vida tenga más sentido. La música es ese mágico lugar que en su entrada presiden unos flamantes carteles luminosos, con las letras bien grandes, toda ella envuelta de bombillas y reflectores al más puro aroma “Hollywood” años cincuenta, que de forma eléctrica te incita y estimula a entrar de manera inconsciente en él.  Un pequeño distrito del universo que nos suministra aire, nos proporciona energía renovada, nos regala calma y brinda un relax de la ostia.  Todos deberíamos perdernos en algún instante del día ahí dentro.

A veces estando completamente a solas, otras acompañados de grandes amigos o sencillamente rodeados con completos desconocidos, que a la que te despistas... zas!... la salsa, el rock, el jazz, el pop entran a nuestros delicados oídos para transportarnos al prodigioso y asombroso terreno de la música. Deambulando con los ojos cerrados arrastrando nuestra alma por las partitura de la vibra, saltando por encima de cada nota musical, y sentándonos en la clave de sol y gozar plenamente del gran pentagrama que genera nuestra emoción, tarareando las más bellas melodías.

Desnudamos nuestra alma mientras las estrellas se van sigilosas a dormir para dar paso a los rayos de sol con la esperanza de alumbrar un nuevo camino lleno de atrevimiento, aventuras, sentimientos y encantamiento.

Y es que amigo, cuando eres curioso encuentras muchas cosas interesantes que hacer, pero si además  cambias el MODO, en la que hacerlas y mirarlas las cosas cobran vida por partida  doble, estas cosas que miras cambian  y te generan  más  vida y esencia.


No te quedes sentado en el sofá y disfruta del domingo.